Galería Nacional de Retratos, Washington, DC, Estados Unidos

La National Portrait Gallery es un museo de arte histórico ubicado entre las calles 7th, 9th, F y G Streets NW en Washington, DC, en los Estados Unidos. Fundada en 1962 y abierta al público en 1968, forma parte de la Institución Smithsonian. Sus colecciones se centran en imágenes de famosos americanos. El museo se encuentra en el histórico edificio de la Oficina de Patentes Antiguas, al igual que el Museo de Arte Americano Smithsonian. Los dos museos son el epónimo de la estación de metro Gallery Place Washington, ubicada en la esquina de las calles F y 7th NW.

Colección
A partir de 2011, la Galería Nacional de Retratos fue el único museo en los Estados Unidos dedicado exclusivamente al retrato. El museo tenía 65 empleados y un presupuesto anual de $ 9 millones en 2013. En febrero de 2013, albergaba 21,200 obras de arte, que habían sido vistas por 1,069,932 visitantes en 2012.

Procedimiento de adición de retrato
En 1977, la Galería Nacional de Retratos tenía tres divisiones curatoriales: pintura y escultura, grabados y dibujos y fotografía.

Inicialmente, la Galería Nacional de Retratos tenía reglas bastante estrictas con respecto a qué imágenes podían ingresar a su colección. La persona representada tenía que ser históricamente significativa. Un individuo también debía estar muerto al menos 10 años antes de poder mostrar su retrato (aunque algunas imágenes de personas vivas obviamente importantes se adquirieron mientras aún vivían). Después de una determinación afirmativa inicial por parte de los curadores en una reunión curatorial mensual, la Comisión Nacional de Galerías de Retratos (la junta directiva del museo) aprobó la inclusión de la persona. La comisión fue inicialmente bastante conservadora en su evaluación de “históricamente significativo”, aunque esto comenzó a relajarse en 1969. A partir de 2006, la definición de “históricamente significativo” se había vuelto bastante flexible, aunque “algún tipo de fama o notoriedad sigue siendo un problema”. requisito previo”. Los retratos de personas vivas o de personas muertas de menos de 10 años ahora también pueden exhibirse en el museo, siempre que su inclusión sea claramente importante (como presidentes o generales).

El proceso para elegir qué imágenes adquiere el museo es simple pero puede ser polémico. Las posibles adquisiciones son discutidas de manera vigorosa e informal por investigadores, historiadores y los departamentos curatoriales. Algunos de los criterios utilizados en el proceso de toma de decisiones son: el número de retratos existentes de la persona que ya se encuentra en la colección, la calidad del retrato potencial, la singularidad del retrato potencial, la reputación del autor del retrato y el costo del retrato. Las decisiones formales para adquirir un retrato se toman en reuniones curatoriales mensuales y luego son ratificadas por la Comisión Nacional de Galerías de Retratos.

Principales exposiciones y programas del museo.
Un sello distintivo de la colección permanente de la National Portrait Gallery es el Salón de Presidentes, que contiene retratos de casi todos los presidentes estadounidenses. Es la colección más grande y completa del mundo, excepto la colección de la Casa Blanca. La pieza central del Salón de los Presidentes es el famoso retrato de Lansdowne de George Washington. La forma en que el museo obtiene imágenes presidenciales ha cambiado con los años. Los retratos presidenciales de 1962 a 1987 se obtuvieron generalmente mediante compra o donación. A partir de 1998, NPG comenzó a encargar retratos de presidentes, comenzando con George HW Bush. En el año 2000, NPG también comenzó a encargar retratos de First Ladies, comenzando con Hillary Clinton. Los fondos para estas comisiones se recaudan en forma privada y cada retrato cuesta entre $ 150,000 y $ 200,000.

Las obras de arte más notables del museo incluyen:

“Abraham Lincoln” (placa de vidrio, rajada; 1865) por Alexander Gardner
“Alexander Hamilton” (busto, 1789) de John Trumbull
“Beauford Delaney” (1940) por Georgia O’Keeffe
“Benjamin Franklin” (c. 1785) por Joseph Duplessis
“Charlie Chaplin” (1925) de Edward Steichen
“Colin Powell” (2012) por Ron Sherr
“Donald Trump” (foto, 1989) por Michael O’Brien
“Ethel Waters” (1940) de Beauford Delaney
“Eunice Kennedy Shriver” (2009) de David Lenz
“Frederick Douglass” (daguerrotipo, 1856) por un artista desconocido
“George Washington” (sin terminar, 1796) de Gilbert Stuart
“Henry Cabot Lodge” (1890) de John Singer Sargent
“Hope” (Barack Obama) (2008) de Shepard Fairey
“Jefferson Davis” (1849) por George Lethbridge Saunders
“John Adams” (1800–1815) de Gilbert Stuart
“John Brown” (daguerrotipo, 1846–1847) por Augustus Washington
Retrato de Lansdowne (George Washington) (1796) de Gilbert Stuart
“Martha Washington” (sin terminar, 1796) por Gilbert Stuart
“Mary Cassatt” (1880-1884) por Edgar Degas
“Osceola” (1804-1838) de George Catlin
“Autorretrato” (1880) de Mary Cassatt
“Autorretrato” (1880–1881) de Paul Cézanne
“Autorretrato” (1780–1784) por John Singleton Copley
“Thomas Jefferson” (1805) de Gilbert Stuart
“Varina Howell Davis” (1849) por John Wood Dodge
“Barack Obama” (2018) por Kehinde Wiley

Entre las colecciones más destacadas del museo se encuentran:

Alexander Gardner (fotografía)
Howard Chandler Christy (artes gráficas)
Irving Penn (fotografía)
Mathew Brady (fotografía)
Revistas Time (artes gráficas)

Historia
Fundación del museo
La primera galería de retratos en los Estados Unidos fue el “Panteón americano” de Charles Willson Peale (también conocido como “Colección de retratos de los patriotas estadounidenses de Peale”), establecida en 1796. Se cerró después de dos años. En 1859, se inauguró la National Portrait Gallery de Londres, pero pocos estadounidenses lo notaron. La idea de una galería nacional de retratos de propiedad federal se remonta a 1886, cuando Robert C. Winthrope, presidente de la Sociedad Histórica de Massachusetts, visitó la Galería Nacional de Retratos en Londres. A su regreso a los Estados Unidos, Winthrope comenzó a presionar por el establecimiento de un museo similar en América.

En enero de 1919, la Institución Smithsonian inició un esfuerzo de cooperación con la Federación Americana de Artes y la Misión Americana para Negociar la Paz para crear un Comité Nacional de Arte. El objetivo del comité era comisionar retratos de líderes famosos de las diferentes naciones involucradas en la Primera Guerra Mundial. Entre los miembros del comité se encontraban el ejecutivo de la compañía petrolera Herbert L. Pratt, Ethel Sperry Crocker (aficionada al arte y esposa de William Henry Crocker, fundador de Crocker Banco Nacional), el arquitecto Abram Garfield, Mary Williamson Averell (esposa del ejecutivo ferroviario EH Harriman), el financiero JP Morgan, el abogado Charles Phelps Taft (hermano del presidente William Howard Taft), el magnate del acero Henry Clay Frick y el paleontólogo Charles Doolittle Walcott. Los retratos encargados se exhibieron en el Museo Nacional de Historia Natural en mayo de 1921. Esto formó el núcleo de lo que se convertiría en la Colección de la Galería Nacional de Retratos.

En 1937, Andrew W. Mellon donó su gran colección de arte clásico y modernista a los Estados Unidos, lo que llevó a la fundación de la Galería Nacional de Arte. La colección incluía un gran número de retratos. Mellon pidió que, en caso de que se creara una galería de retratos, los retratos se transfirieran a ella. David E. Finley, Jr., un abogado y uno de los amigos más cercanos de Mellon, fue nombrado el primer director de la National Gallery of Art, y durante los próximos años presionó con fuerza para establecer una galería de retratos.

En 1957, el gobierno federal hizo una propuesta para demoler el antiguo edificio de la Oficina de Patentes. Después de una protesta pública y un acuerdo para salvar la estructura histórica, el Congreso autorizó a la Smithsonian Institution a usar la estructura como museo en marzo de 1958. Poco después, la Comisión de Arte Smithsonian solicitó al Canciller del Smithsonian que designara un comité para organizar un comité nacional. Museo de retratos y planificación del establecimiento de este museo en el Antiguo Edificio de la Oficina de Patentes. Este comité fue creado en 1960.

La Galería Nacional de Retratos (NPG) fue autorizada y fundada por el Congreso en 1962. La legislación habilitante definió su propósito como mostrar retratos de “hombres y mujeres que han hecho contribuciones significativas a la historia, el desarrollo y la cultura de la gente de los Estados Unidos”. . ” Sin embargo, la legislación especificaba que la colección del museo se limitaría a pintura, grabados, dibujos y grabados. A pesar de la extensa colección de arte del Smithsonian y de la colección de Mellon’s, había muy poco para la Galería Nacional de Retratos. “Para encontrar una galería de retratos en la década de 1960”, dijo el secretario del Smithsonian S. Dillon Ripley, fue difícil porque “el retrato estadounidense ya alcanzó el cenit en precio y el nadir en oferta”. Sin embargo, Ripley, cuya dirección del Smithsonian comenzó en 1964, era un firme partidario del nuevo museo. Alentó a los conservadores del museo a construir una colección desde cero basada en piezas individuales elegidas a través de una beca de alta calidad en lugar de comprar colecciones completas de otros. La colección de NPG se construyó lentamente en los próximos cinco años mediante donaciones y compras. El museo tenía poco dinero en este momento. A menudo, localizó los artículos que quería y luego le pidió al propietario que simplemente los donara.

La primera exhibición de NPG, “Nucleus for a National Collection”, se exhibió en el Arts and Industries Building en 1965 (el bicentenario del nacimiento de James Smithson). Al año siguiente, el NPG completó el Catálogo de retratos estadounidenses, el primer inventario de retratos que tenía el Smithsonian. El catálogo también documentó las características físicas de cada obra de arte y su procedencia (autor, fecha, propiedad, etc.). El museo se mudó al Antiguo edificio de la Oficina de Patentes con la Colección Nacional de Bellas Artes en 1966. Se abrió al público el 7 de octubre de 1968.

Construyendo la colección
El antiguo edificio de la Oficina de Patentes fue renovado en 1969 por el estudio de arquitectos de Faulkner, Fryer y Vanderpool. La renovación ganó el Premio Nacional de Honor del Instituto Americano de Arquitectos en 1970. Al año siguiente, el NPG comenzó la Encuesta Nacional de Retratos, un intento de catalogar y fotografiar todos los retratos en todos los formatos de todas las colecciones y museos públicos y privados del país. El 4 de julio de 1973, el NPG inauguró “La presencia negra en la era de la revolución americana, 1770–1800”, la primera exposición en el museo dedicada exclusivamente a los afroamericanos. El filántropo Paul Mellon donó 761 retratos del grabador franco-estadounidense CBJF de Saint-Mémin al museo en 1974.

El Congreso aprobó una legislación en enero de 1976 que permite a la Galería Nacional de Retratos recopilar retratos en otros medios además de las artes gráficas. Esto permitió al NPG comenzar a coleccionar fotografías. La Biblioteca del Congreso se había opuesto durante mucho tiempo a la medida para proteger su propio papel en la recopilación de fotografías, pero el Director de NPG, Marvin Sadik, luchó duro para eliminar la prohibición. El NPG expandió rápidamente su colección de fotografías, y en octubre de 1976 estableció un Departamento de Fotografías. La primera exposición fotográfica de la galería, “Enfrentando la luz: Daguerrotipos históricos de retratos estadounidenses”, se inauguró en septiembre de 1978. También continuó construyendo sus otras colecciones. En febrero de 1977, el museo adquirió un autorretrato de 1880 de Mary Cassatt, uno de los dos únicos pintados por ella. Once meses después, el museo adquirió un autorretrato de John Singleton Copley. El roundel (un lienzo circular), uno de los cuatro autorretratos realizados por el célebre artista estadounidense, fue donado al NPG por la Fundación Cafritz.

En mayo de 1978, la revista Time donó 850 retratos originales que habían aparecido en su portada entre 1928 y 1978. Una importante exposición de estas piezas debutó en mayo de 1979.

La controversia de los Estuardo.
Una gran controversia ocurrió en 1979 por el intento de la Galería Nacional de Retratos de comprar dos pinturas de Gilbert Stuart. Los famosos retratos sin terminar de George y Martha Washington pertenecían al Boston Athenaeum, que los prestó al Museo de Bellas Artes de Boston en 1876. Pero el Athenaeum, una colección privada, sufría dificultades financieras a fines de los años setenta. Ofreció dos veces vender los dos retratos al Museo de Bellas Artes durante los dos años anteriores, pero el museo se negó a comprarlos. El Athenaeum comenzó a buscar otro comprador y, a principios de 1979, llegó a un acuerdo para vender las obras al NPG por $ 5 millones. Cuando el Ateneo hizo públicas estas discusiones en abril de 1979, hubo una fuerte oposición pública a la venta en Boston. El director de NPG, Marvin Sadik, se negó a cancelar la venta, argumentando que los retratos eran de valor histórico nacional y pertenecían al Smithsonian. Una campaña de prominentes bostonianos intentó recaudar $ 5 millones para mantener los retratos en Massachusetts. El alcalde de Boston, Kevin H. White, presentó una demanda para mantener los retratos en Boston, nombrando al Fiscal General de Massachusetts, Francis X. Bellotti (a quien la constitución estatal designó como “custodio de propiedad pública”) en la demanda. “Todos saben que Washington no tiene cultura; tienen que comprarla”, dijo White.

El 12 de abril, el Athenaeum y NPG acordaron retrasar la venta hasta el 31 de diciembre de 1979, para darle una oportunidad al esfuerzo de recaudación de fondos de Boston. Aunque no fue completamente exitoso, la demanda tuvo un efecto: el Procurador General Bellotti anunció a mediados del verano que los retratos de Stuart no podrían venderse sin su permiso. Para noviembre de 1979, la campaña de recaudación de fondos había obtenido solo $ 885,631, con una promesa del Museo de Bellas Artes para igualar la cantidad si fuera necesario. Esto dejó a la campaña $ 4 millones por debajo del precio de compra. El Athenaeum se negó a bajar el precio, describiendo la lista de $ 5 millones como un descuento significativo del valor real de los retratos.

Con la presión pública y política sobre el Smithsonian para resolver el problema, el Museo de Bellas Artes y NPG acordaron el 7 de febrero de 1980 comprar conjuntamente los retratos. Según el acuerdo, las pinturas pasarían tres años en la Galería Nacional de Retratos (a partir de julio de 1980) y luego tres años en Boston en el Museo de Bellas Artes. El Procurador General Bellotti aprobó el plan en marzo. Según el acuerdo, los retratos se exhibieron en Washington el 1 de julio de 1980.

El director de NPG, Marvin Sadik, quien expresó su insatisfacción por la controversia sobre la pintura de Stuart, tomó un año sabático de seis meses en enero de 1981. Anunció su retiro del museo en julio.

Ampliando la colección
A pesar de que la controversia Stuarts ocupó la atención de la prensa, la National Portrait Gallery continuó expandiendo su colección. En abril de 1979, obtuvo otros cinco retratos de Gilbert Stuart. Estas cinco pinturas, de los presidentes George Washington, Thomas Jefferson, James Monroe, John Adams y James Madison, eran conocidas como el conjunto de Gibbs-Coolidge. Los retratos fueron donados por la familia Coolidge de Boston (sin controversia). En diciembre, el museo obtuvo un busto de Alexander Hamilton por John Trumbull (que puede haber sido esculpido del retrato que luego se usó para el billete de $ 10) y un retrato de Gilbert Stuart del Representante Fisher Ames de la familia Henry Cabot Lodge en Massachusetts. En abril siguiente, Varina Webb Stewart y Joel AH Webb presentaron retratos importantes de Jefferson Davis y su esposa, Varina Howell Davis, a la Galería Nacional de Retratos. (Stewart y Webb fueron los bisnietos de Davis.) En 1980, el museo obtuvo (mediante compra y préstamo) una serie de obras del artista gráfico Howard Chandler Christy para exhibirlas. Las obras que se exhibieron iban desde los carteles de reclutamiento de “Christy girl” hasta obras basadas en la historia como Scene at the Firming of the Constitution of the United States.

Para 1981, el museo tenía más de 2,000 artículos en su colección. Ese año, el museo agregó dos importantes colecciones de fotografía del siglo XIX. La primera adquisición de este tipo fue la colección Frederick Hill Meserve de 5,419 negativos de vidrio producidos por el estudio de Mathew Brady y sus ayudantes, el famoso fotógrafo de la Guerra Civil. Usando químicos, papel y técnicas históricamente precisos, se hicieron impresiones de los negativos y las impresiones se colocaron en una pantalla giratoria. El Washington Post luego describió la importancia de la adquisición diciendo que convirtió al NPG en el “epicentro” de la beca Brady. Más tarde ese año, 5,400 negativos de vidrio de la Guerra Civil producidos por el fotógrafo Alexander Gardner también fueron comprados a la familia Meserve. Esto incluyó el famoso retrato de Abraham Lincoln de “placa rajada” tomada en febrero de 1865, que fue el último retrato fotográfico de Lincoln tomado antes de su muerte en abril de 1865.

También se hicieron dos compras importantes de retratos a principios de los años 80. Uno fue un retrato de Thomas Jefferson, de Gilbert Stuart, por el cual el museo pagó $ 1 millón a un coleccionista privado. Una parte del precio de compra provino de la Fundación Thomas Jefferson, que posee y opera la histórica casa de plantación de Monticello en Jefferson. Las dos partes acordaron que el retrato pase tiempo en ambos lugares. La segunda compra importante fue un retrato de Edgar Degas de su amiga, Mary Cassatt, por el cual el museo pagó $ 1.3 millones.

El museo sufrió un gran robo en 1984, aunque no fue un retrato. El 31 de diciembre de 1984, un ladrón abrió una vitrina y robó cuatro documentos manuscritos que acompañaban a varios retratos de los generales de la Guerra Civil. Uno de los documentos fue escrito y firmado por el presidente Abraham Lincoln. Los tres restantes fueron escritos y firmados por los generales de la Guerra Civil Ulysses S. Grant, George Meade y George Armstrong Custer. Se contactó al FBI y trabajó con la policía de Smithsonian para investigar el crimen. En dos semanas, un comerciante de documentos históricos se comunicó con el FBI y dijo que le habían ofrecido los documentos para la venta. El 8 de febrero de 1985, la policía arrestó a Norman James Chandler, asistente de un mecánico de medio tiempo de Maryland, por el robo. Chandler rápidamente se declaró culpable. Fue sentenciado en abril de 1985 a dos años de cárcel (con todos menos seis meses suspendidos) y dos años de libertad condicional, y se le exigió pagar una multa de $ 2,000. Los cuatro documentos fueron recuperados.

A fines de la década de 1980, la colección continuó expandiéndose, aunque hubo menos adiciones importantes. Una adquisición significativa fue una imagen desnuda, una pintura de autorretrato de Alice Neel adquirida en 1985. Fue el primer trabajo de desnudo de la National Portrait Gallery. Neel tenía 80 años cuando la pintó. Dos años más tarde, el famoso fotógrafo Irving Penn donó 120 impresiones en platino de la moda y los retratos de celebridades que produjo en los últimos 50 años.

Dos daguerrotipos muy importantes (un proceso fotográfico temprano) se compraron en la década de 1990. El primero fue del abolicionista y ex esclavo afroamericano Frederick Douglass, adquirido en 1990. Es uno de los cuatro daguerrotipos de Douglass que existen. Ese año, la cantidad de imágenes en la colección de fotografía del museo alcanzó los 8,500 objetos. Seis años más tarde, el NPG obtuvo por $ 115,000 el primer daguerrotipo conocido del abolicionista John Brown, cuya incursión de 1859 en Harpers Ferry ayudó a desencadenar la Guerra Civil. El retrato fue creado por el fotógrafo afroamericano Augustus Washington.

Comprando el retrato de Lansdowne
En el otoño de 2000, Neil Primrose, séptimo conde de Rosebery, ofreció vender el retrato de George Washington Lansdowne de Gilbert Stuart a la National Portrait Gallery. La pintura fue encargada en abril de 1796 por el senador William Bingham de Pensilvania, uno de los hombres más ricos de América en ese momento. El retrato de 8 por 5 pies (2.4 por 1.5 m) fue entregado como regalo al primer ministro británico William Petty FitzMaurice. FitzMaurice fue el segundo conde de Shelburne, y más tarde se convirtió en el primer marqués de Lansdowne (de ahí el nombre del retrato). Lansdowne murió en 1805, y en 1890 el quinto Conde de Rosebery compró la pintura. El retrato de Lansdowne se mostró solo tres veces en los Estados Unidos (aunque varias copias permanecieron en Estados Unidos). En su tercer viaje en 1968, fue exhibido por la National Portrait Gallery, y permaneció allí en préstamo indefinido. Lord Rosebery se ofreció a vender la pintura por $ 20 millones, un precio en el extremo inferior de las estimaciones. Pero la oferta llegó con fecha límite el 1 de abril de 2001. La búsqueda de un donante, personalmente dirigida por el Secretario del Smithsonian Lawrence Small y la Junta de Regentes del Smithsonian, resultó infructuosa después de tres meses. Los funcionarios preocupados del Smithsonian se hicieron públicos en febrero de 2001 y pidieron a un donante que se presentara.

El 13 de marzo, apenas dos semanas antes de la fecha límite de la venta, la Fundación Donald W. Reynolds donó $ 30 millones para comprar el retrato de Lansdowne. El presidente de la Fundación, Fred W. Smith, leyó sobre el fallido esfuerzo de los donantes en el Wall Street Journal el 26 de febrero. Aunque la Fundación Reynolds en general solo otorgó subvenciones en las áreas de cuidado de ancianos, investigación cardiovascular y periodismo, la asistencia para la compra de Lansdowne se realizó dentro de la fundación. Área de responsabilidad de “proyectos especiales”. El director de NPG, Marc Pachter, voló a Nevada para reunirse con los funcionarios de la fundación el 3 de marzo, y la fundación aprobó la donación al día siguiente. La donación de $ 30 millones incluyó $ 6 millones para poner el retrato en una gira nacional durante tres años (el NPG se cerró por renovaciones hasta 2006) y $ 4 millones para construir una nueva área en el Antiguo Edificio de la Oficina de Patentes para exhibirla. NPG dijo que nombraría esta área de visualización para Donald W. Reynolds, el barón de los medios que creó la fundación.

Actividades posteriores a la renovación.
La Galería Nacional de Retratos cerró en enero de 2000 por una renovación del Antiguo edificio de la Oficina de Patentes. Con la intención de demorar dos años y costar $ 42 millones, la renovación demoró siete años y costó $ 283 millones. La inflación, las demoras en obtener la aprobación para el diseño de la renovación, la adición de un toldo de vidrio sobre el patio abierto y otros problemas llevaron a aumentos tanto en tiempo como en costos. Durante este período, la mayor parte de la colección de NPG salió de gira por los Estados Unidos.

En marzo de 2007, un estudio de liderazgo de varios años en ocho museos del Smithsonian hizo recomendaciones sobre la Galería Nacional de Retratos. El informe concluyó que el museo necesitaba una intención de liderazgo más fuerte y más visionaria para crear un museo verdaderamente nacional. El informe también pedía la “consolidación administrativa” de la National Portrait Gallery y el Smithsonian American Art Museum.

Después de las elecciones presidenciales de 2008, la Galería Nacional de Retratos obtuvo el omnipresente cartel de “Esperanza” del artista gráfico Shepard Fairey de Barack Obama. El partidario de Obama, Tony Podesta, y su esposa, Heather, lo donaron al museo.

Ocultar / buscar controversia
En noviembre de 2010, la National Portrait Gallery organizó una nueva exposición importante, “Hide / Seek: Difference and Desire in American Portraiture”. La exposición se centró en representaciones del amor homosexual a través de la historia, y fue la primera exposición organizada por un museo de talla nacional para abordar el tema. También fue la exhibición más grande y costosa en la historia de NPG, y más donantes privados contribuyeron a ella que cualquier exhibición previa de NPG. Incluida en las 105 piezas de la exhibición había una versión editada de cuatro minutos del cortometraje mudo, A Fire in My Belly, del artista David Wojnarowicz. Once segundos del video mostraban un crucifijo cubierto de hormigas.

La exposición estaba programada para ejecutarse del 30 de octubre de 2010 al 13 de febrero de 2011. A los pocos días de su inauguración, el presidente de la Liga Católica, William A. Donohue, calificó de “discurso de odio”, “anti-católico y anti-cristiano” de Fire in My Belly. Un portavoz del Representante John Boehner, presidente entrante de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, lo calificó de abuso “arrogante” de la confianza pública y mal uso del dinero de los contribuyentes, aunque fue financiado por donaciones privadas. El representante del líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Eric Cantor, amenazó con reducir el presupuesto del Smithsonian si la película seguía a la vista. Después de consultar con el director de la National Portrait Gallery, Martin Sullivan, el co-curador David C. Ward (pero no con el co-curador Jonathan David Katz), el subsecretario del Smithsonian Richard Kurin y las oficinas de asuntos públicos y relaciones públicas del Smithsonian, el secretario del Smithsonian G. Wayne Clough ordenó que Fire in My Belly fuera retirado de la exhibición el 30 de noviembre.

La decisión de Clough condujo a extensas acusaciones de censura y afirma que el Smithsonian estaba cediendo ante la presión de un pequeño grupo de activistas vocales. Los funcionarios del Smithsonian defendieron fuertemente la eliminación del video. “La decisión no fue ceder”, dijo Sullivan. “No queremos alejarnos de nada que sea controversial, pero queremos enfocarnos en las fortalezas del museo y de este espectáculo”. Kurin expresó el deseo del Smithsonian de responder a la opinión pública, pero también enfatizó la importancia de la exposición restante. “Somos sensibles a lo que el público piensa acerca de nuestros programas y programas”, dijo. “Estamos detrás del espectáculo. Cuenta con una sólida erudición con grandes obras de artistas reconocidos por una gran cantidad de expertos. Representa a un segmento de Estados Unidos”. El 13 de diciembre, la Fundación Andy Warhol para las Artes Visuales, uno de los patrocinadores principales de la exhibición, dijo que solicitaría una donación de $ 100,000 si la película no se restauraba. Clough respondió: “… la decisión del Smithsonian de eliminar el video fue difícil y la apoyamos”. La donación fue devuelta y la Fundación Warhol dejó de apoyar las exhibiciones de la National Portrait Gallery. La Fundación Robert Mapplethorpe, que donó $ 10,000 para apoyar la exhibición, también terminó con todos los fondos para futuras exposiciones del Smithsonian. Ambas decisiones atrajeron críticas de algunos partidarios de los derechos de los homosexuales, quienes consideraron que los recortes de fondos fueron demasiado draconianos en vista del hecho de que el resto de las piezas continuaron exhibiéndose.

La controversia duró a través de la ejecución programada de la exposición. A fines de enero de 2011, la Junta de Regentes del Smithsonian le dio un voto de confianza a Clough, diciendo que sus logros en la mejora de la administración, las finanzas, la gobernanza y el mantenimiento del Smithsonian en los últimos 19 meses superaron con creces el daño causado por el “Ocultar / Buscar” controversia. Clough admitió, sin embargo, que pudo haber actuado demasiado apresuradamente en el asunto (aunque continuó diciendo que había tomado la decisión correcta), y los regentes pidieron que el personal del Smithsonian estudiara la controversia e informara sobre cómo manejar tales eventos en el futuro. No todos en el Smithsonian estaban de acuerdo con los regentes. El Washington Post informó que algunos directores y curadores del museo Smithsonian (sin nombre) consideraron que la decisión de Clough tendría un “efecto escalofriante”. La Junta de Directores del Museo Hirshhorn y el Jardín de Esculturas escribieron una carta abierta a Clough en la que decían que estaban “profundamente preocupados por el precedente” para eliminar la película.

Concurso de retratos de Outwin Boochever
En 2006, el museo comenzó a albergar una exhibición trienal de jurados de retratos contemporáneos llamada Outwin Boochever Portrait Competition. Nombrada en honor a la docente y voluntaria Virginia Outwin Boochever, esta competencia es ampliamente considerada como la competencia de retratos más prestigiosa de los Estados Unidos. Los artistas que trabajan en los campos de la pintura, el dibujo, la escultura, la fotografía y otros medios pueden ingresar. Las obras deben ser creadas a través de un encuentro cara a cara con el sujeto. La competencia inaugural en 2006 atrajo a más de 4000 participantes, de los cuales se eligieron 51 finalistas. Para la competencia de 2013, el premio total en efectivo de $ 42,000 se otorgó a los ocho artistas más destacados, y el ganador recibió $ 25,000 y una comisión para hacer un retrato de la colección permanente del museo. El tema de la comisión es decidido conjuntamente por el artista y los curadores de NPG. El ganador de 2006 fue David Lenz de Milwaukee, Wisconsin, y se le encargó pintar un retrato de Eunice Kennedy Shriver, el fundador de Olimpiadas Especiales. Fue el primer retrato encargado de un individuo que no ha servido como Presidente o Primera Dama. El ganador de 2009, Dave Woody de Fort Collins, Colorado, recibió el encargo de fotografiar a la pionera en alimentos Alice Waters, fundadora del restaurante y cafetería Chez Panisse, del patio de comestibles del colegio y campeona del movimiento Slow Food. El ganador de 2013 fue Bo Gehring, de Beacon, Nueva York, quien recibió el encargo de dirigir un video de la artista de jazz Esperanza Spalding.

Exhibiciones de notas post-2010
En 2012, la National Portrait Gallery patrocinó una nueva exposición temporal, “Poetic Likeness: Modern American Poets”, que se centró en las imágenes de los grandes poetas estadounidenses. La colección de NPG había crecido tanto que la exposición dibujó sus imágenes casi en su totalidad de la propia colección del museo.