Repoblación arte y arquitectura

La designación arte fue propuesta por primera vez por José Camón Aznar en 1949 para sustituir el término mozárabe aplicado a ciertas obras de arquitectura de los reinos cristianos del norte de España entre finales del siglo IX y comienzos del XI. Camón argumentó que estos edificios estaban relacionados estilísticamente con la arquitectura de Asturias y debían poco a los estilos andaluces. Además, dado que fueron construidos por cristianos que vivían bajo el dominio cristiano, tampoco eran mozárabes (los mozárabes son los cristianos de la España musulmana).

En la historiografía española, la repoblación es la expansión del asentamiento cristiano en la cuenca del Duero y la Meseta Central en los siglos IX-X.

Historia
Las influencias religiosas eran inevitables dada la presencia del estado islámico del Califa de Córdoba, que estaba altamente desarrollado cultural, artística y económicamente. Sin embargo, desde hace mucho tiempo se ha sugerido que los edificios monumentales en el norte de España de este período fueron elaborados por los modestos grupos de inmigrantes mozárabes que se asentaron en las áreas de repoblación cuando las condiciones de vida en al-Andalus musulmán se hicieron difíciles de soportar. Como dijo el profesor Isidro Bango Torviso, sugerir que estos inmigrantes eran responsables de estos edificios sería similar a sugerir que:

cuando el valle del río Duero se repobló bajo los auspicios del reino asturiano-leonés, los colonos del norte habrían abandonado todo su conocimiento y experiencia y se habían sometido a la “capacidad creativa muy rica y demostrada” de los inmigrantes rurales pobres del sur.

El Arte y la Arquitectura de la Repoblación se identifica como el tercer subconjunto del período prerrománico hispano, por las fases que corresponden al arte visigodo y al arte asturiano. Su arquitectura es un resumen de elementos de extracción diversa, irregularmente distribuidos, de tal manera que en ocasiones predominan los elementos de origen paleocristiano, visigodo o asturiano, mientras que en otros los rasgos musulmanes pasan a primer plano.

Características
El Arte de la repoblación se identifica con la tercera etapa del período prerrománico hispánico, después de las fases que corresponden al arte visigodo y al arte asturiano. Su arquitectura es un compendio de elementos de extracción diversa distribuidos irregularmente, por lo que a veces predominan los de origen paleocristiano, visigodo o asturiano, mientras que en otros se destaca la impronta musulmana.

Algunas de las características identificativas de este estilo arquitectónico eclesiástico de Repoblación son:

Basílica o plan centralizado; a veces con los ábsides opuestos.
Capilla principal en planta rectangular en el exterior y ultra-semicircular en el interior.
Uso del arco de herradura de derivación musulmana, algo más cerrado e inclinado que el visigodo.
Uso generalizado de la entrada del arco de herradura o alfiz.
Uso de las ventanas gemelas y triples de la tradición asturiana.
Techos compuestos por bóvedas segmentadas, incluidas bóvedas de cañón tradicionales.
Columnas agrupadas formando pilares compuestos, con capiteles corintios decorados con elementos estilizados y cincturas que unen la capital con las columnas.
Paredes reforzadas por contrafuertes exteriores.
Evolución de los adornos de viga a grandes desplazamientos lobulados que soportan aleros muy pronunciados.
Decoración similar a la visigoda basada en volutas, esvásticas y temas vegetales y animales que forman bordes salientes.
Un gran dominio de la técnica en la construcción, empleando principalmente sillar por largo y ancho.
Ausencia o sobriedad de decoración exterior.
Diversidad en los planos de planta, con pequeñas proporciones y espacios discontinuos cubiertos por cúpulas (cruzadas, segmentadas, estriadas de crucero en herradura, etc.).

Ejemplos
Los edificios más representativos del género son:

Monasterio de San Miguel de Escalada (Provincia de León)
Ermita de Santo Tomás de las Ollas (Provincia de León)
Iglesia de Santiago de Peñalba (Provincia de León)
Iglesia de Santa María de Wamba (Provincia de Valladolid)
Iglesia de San Cebrián de Mazote (Provincia de Valladolid)
Monasterio de San Román de Hornija (Provincia de Valladolid)
Capilla de San Miguel, Celanova (Ourense)
Ermita de Santa Céntola y Santa Elena de Siero (Provincia de Burgos)
Ermita de Santa Cecilia de Barriosuso (Provincia de Burgos)
Iglesia de Santa María, Retortillo (Cantabria)
Ermita de San Juan Bautista de Barbadillo del Mercado (Provincia de Burgos)
Iglesia de San Vicente del Valle (Provincia de Burgos)
Torre de Doña Urraca, en Covarrubias (Provincia de Burgos)
Iglesia de Santa María, Lebeña (Cantabria)
Ermita de San Román de Moroso, Arenas de Iguña (Cantabria)
Ermita de San Baudelio de Berlanga, Caltojar (Provincia de Soria)
Monasterio de San Juan de la Peña, Jaca (Provincia de Huesca)
Iglesia de San Pedro de Lárrede (Provincia de Huesca)
Monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja)
Monasterio de San Salvador de Tábara (Zamora)
Iglesia de Sant Cristòfol, Cabrils (Provincia de Barcelona)
Iglesia de Sant Julià de Boada (Provincia de Girona)
Iglesia de Santa Maria de Matadars (Provincia de Barcelona)