La Tour-de-Peilz, Cantón de Vaud, Suiza

La Tour-de-Peilz es una ciudad y municipio de Suiza en el cantón de Vaud. Situada en el corazón de la Riviera de Vaud, La Tour-de-Peilz es una ciudad de casi 12.000 habitantes apoyada contra los Prealpes, con los pies en el agua. Goza de un entorno privilegiado y ofrece a sus habitantes una rica oferta deportiva, social y cultural. El territorio del municipio, que se extiende entre lago y viñedo, alterna zonas residenciales, centro, casco histórico y barrios más densos en un conjunto armonioso. Beneficiándose de una infraestructura de primera clase, La Tour-de-Peilz también ocupa una posición envidiable entre sus dos comunidades vecinas, Vevey y Montreux.

La ciudad también esconde algunos tesoros del patrimonio regional, como su castillo, ubicado cerca del Puerto y que ahora alberga el Museo Suizo de Juegos. Este puerto, precisamente, es una verdadera joya, un lugar de relajación y encuentro, frente al Dents-du-Midi. El pintor Gustave Courbet, que vivió en las inmediaciones entre 1874 y 1877, no diría lo contrario. Desde allí, un muelle bordeado de árboles centenarios, el Quai Roussy, conduce al caminante hasta Vevey, más allá del Oyonne, este “río” fronterizo. En el otro extremo de la ciudad, la playa Maladaire y su arroyo del mismo nombre marcan el inicio del territorio de Montreux. Más al norte, el paisaje es casi rústico y las viñas son soberanas.

La Tour-de-Peilz se encuentra a 385 m sobre el nivel del mar, a 1,5 km al sureste de la capital del distrito, Vevey (línea aérea). La ciudad se extiende en la orilla noreste del lago Lemán, también conocida como Riviera vaudoise, y en las laderas adyacentes, al pie de la montaña Les Pléiades, en la región turística de Vevey-Montreux. El área del área municipal de 3,3 km² comprende una sección en la orilla noreste del lago de Ginebra (alrededor de 3 km de la línea de la orilla del lago). La península de La Becque se adentra en el lago al sur del casco antiguo. El suelo de la comunidad se extiende desde la orilla del lago sobre un borde relativamente plano del banco hasta las laderas de suave pendiente debajo de Blonay. En la terraza de Villard se encuentra a 506m sobre el nivel del mar. alcanzado el punto más alto de La Tour-de-Peilz.

La Tour-de-Peilz incluye la antigua aldea de Burier (390 m sobre el nivel del mar) y varias bodegas. Los municipios vecinos de La Tour-de-Peilz son Montreux, Blonay, Saint-Légier-La Chiésaz y Vevey. La zona limita al sureste con el arroyo Burier, al noreste con la autopista A9 y al norte con el arroyo Ognona. El Crêt Richard (486 m sobre el nivel del mar M.) al norte de Ognona todavía pertenece a La Tour-de-Peilz. En 1997, el 61% del área municipal estaba en asentamientos, el 4% en bosques y arboledas, el 34% en agricultura y un poco menos del 1% era tierra improductiva.

Historia
La Tour-de-Peilz tiene una larga historia. Galos, romanos y borgoñones pasaron por allí, dejando algunos vestigios y enterramientos, como en Clos-d’Aubonne. Posteriormente, los Condes de Saboya entregaron a la ciudad sus primeras cartas de franquicia en 1282. Si la era de Saboya tuvo sus años felices, también tuvo sus horas oscuras. En 1476, los habitantes de las montañas de Haut-Simmental, bajo las órdenes de un aristócrata bernés, masacraron a la población y prendieron fuego a la ciudad. Este episodio fue probablemente el más doloroso de la historia de Boélands. Las Boélands de hoy dan vida a una ciudad que aspira a ser acogedora, serena y agradable.

El área de La Tour-de-Peilz perteneció en el siglo XII al obispo de Sion, que enfeoffed los condes de Ginebra. Hicieron construir la torre de fortificación y administrar el feudo por una familia de sirvientes que tomó el nombre del lugar. En 1251 intervino primero Pedro de Saboya y más tarde toda la zona. El conde Felipe de Saboya otorgó al lugar los derechos de ciudad en 1282. La Tour-de-Peilz era uno de los puertos comerciales más importantes del lago de Ginebra y un importante punto de transbordo del barco al transporte terrestre. Como resultado, la ciudad logró un cierto nivel de prosperidad desde el principio. El 8 de junio de 1476, la ciudad y el castillo fueron saqueados por los berneses.

El suelo de La Tour-de-Peilz ha cedido restos celtas, romanos y borgoñones. Podemos rastrear el origen de las primeras viviendas hasta Becque. A mediados del siglo XII, esta área depende del obispo de Sion, quien la entregó en feudo a los condes de Genevois. Estos últimos someten la parte norte a los Señores de Fruence y la parte sur a los funcionarios ministeriales que toman el nombre de La Tour (mencionado por primera vez en 1160). El Tratado de Burier [archivo] se firma allí el 3 de julio de 1219, que establece la presencia de la Casa de Saboya en el Pays de Vaud. Hacia 1250, Pierre II de Saboya adquirió el castillo y su territorio. Su sucesor, el conde Felipe I de Saboya, fundó allí en 1282 una nueva ciudad con franquicias, confirmada en 1288 por su sucesora Amédée V.Para fortalecer su posición,

Como parte de las guerras de Borgoña el 8 de junio de 1476, la ciudad es tomada y saqueada por las tropas confederadas. Con la conquista de Vaud por Berna en 1536, La Tour-de-Peilz quedó bajo la administración de la Bailía de Vevey. Después del colapso del Antiguo Régimen, la ciudad perteneció al cantón de Léman de 1798 a 1803 durante la República Helvética, que luego pasó a formar parte del cantón de Vaud cuando entró en vigor la constitución de mediación. En 1798 la ciudad fue asignada al distrito de Vevey. Gracias a su ubicación en la Riviera de Vaudois, entre Vevey y Montreux, La Tour-de-Peilz también experimentó un auge económico a finales del siglo XIX y la ciudad se convirtió en un destino turístico.

Economía
Hasta finales del siglo XIX, La Tour-de-Peilz fue una ciudad agrícola y vitivinícola. A principios del siglo XX, gracias a su clima templado y su atractiva ubicación en el lago de Ginebra, se convirtió en un destino turístico y vacacional. Al mismo tiempo, se convirtió en un suburbio residencial preferido de Vevey.

Hoy la ciudad ofrece alrededor de 2500 puestos de trabajo. De esto, alrededor del 4% se asigna al sector primario, el 11% al sector industrial y el 85% al ​​sector de servicios (a partir de 2001). En la vertiente sur de la terraza de Villard y Crêt Richard, así como entre las zonas residenciales superiores de La Tour-de-Peilz, la viticultura se practica en numerosas zonas desconectadas. El suelo fértil y el clima favorable también son adecuados para la agricultura y el cultivo de hortalizas.

La ciudad tiene una serie de empresas comerciales y comerciales, incluido el especialista en horticultura Brunner Frères, la Société de gestion EVGE SA y laboratorios y oficinas de Nestlé AG. La industria está fuertemente orientada al turismo. La Tour-de-Peilz es también la ubicación del Centre d’enseignement secondaire supérieur de l’est vaudois (una escuela y centro educativo), así como muchas otras escuelas.

En las últimas décadas, La Tour-de-Peilz se ha convertido en una comunidad residencial con amplios barrios residenciales y unifamiliares. Muchos empleados viajan diariamente al trabajo en Vevey, Montreux o Lausana.

Monumentos
El núcleo de la iglesia parroquial reformada de Saint-Théodule data del siglo XIV, pero fue remodelada entre 1792 y 1796. La torre de la iglesia solía ser la puerta de la ciudad. Además, parte de la antigua muralla de la ciudad del siglo XIII está integrada en la iglesia y hoy forma el muro norte de la nave y la sacristía; las ventanas de vidrio se hicieron en la década de 1960. La fuente de la libertad (Fontaine de la liberté) se encuentra frente a la iglesia.

El castillo de La Tour-de-Peilz fue construido en 1251-1257 bajo Pedro de Saboya. Se encuentra directamente en la orilla del lago, en el lado norte del antiguo puerto comercial. Después de su destrucción por los confederados, el castillo permaneció en ruinas durante mucho tiempo y no fue reparado hasta mediados del siglo XVIII. Fue adquirido por el municipio de La Tour-de-Peilz en 1979, ha sido un edificio protegido con sus dos torres redondas, la muralla circundante y el ala residencial desde 1973 y alberga el Museo del Juego Suizo.

La Casa Hugonin, antigua casa solariega que hoy alberga la administración municipal, data principalmente del siglo XVIII. El castillo de Sully (construido en 1882), actualmente propiedad de Shania Twain, se encuentra en una colina cerca del lago. En la ladera sobre La Tour-de-Peilz se encuentra la casa solariega Domaine de la Doges (llamada así por la familia Doges), que fue construida en 1711. En el jardín hay una torre que probablemente sea más antigua que la finca y que ser una torre de vigilancia y señales o un molino de viento.

La escritora británica Bryher, su compañera, la poeta HD (Hilda Doolittle) y el marido de Bryher, el escritor Kenneth Macpherson vivieron desde 1929 en la Villa Kenwin, Chemin de Vallon 19, construida por Alexander Ferenczy y Hermann Henselmann en estilo Bauhaus, que es un ideal Debe haber espacio para vivir y trabajar, para trabajos creativos, conciertos y fiestas.

Los restos del Hirondelle frente a La Tour-de-Peilz se encuentran entre 40 y 60 metros por debajo de la superficie del agua. El barco de vapor se hundió después de chocar contra una formación rocosa el 10 de junio de 1862. Hoy en día, el naufragio es un destino popular para los buceadores.

Herencia histórica

Castillo de La Tour-de-Peilz.
Villa Karma en Burier
Domaine de Burier, mansión
Domaine de La Doges, Mansión con su campo, su torre, sus pabellones de entrada y su parque, hoy la sede de la sección de Vaud del Patrimonio Suizo.
La Villa Kenwin, Suiza cultural de importancia nacional.

Bienes culturales de importancia regional

Castillo de la Becque con establo
Castillo de sully
Iglesia de Saint-Théodule, hoy templo protestante
Conjunto residencial de Bellaria
La Faraz. Mansión y su parque
Residencia Rive-Reine con anexo
Villa Ma Maison con parque y dependencia

Iglesia de La Tour-de-Peilz
Campanario con una elegante aguja de piedra, un tipo común en la región entre Villette y la cima del valle del Ródano, así como en el valle de Aosta y los Alpes franceses. Nave clara y amplia de espíritu protestante, con galerías con columnatas superpuestas en tres lados, un elemento arquitectónico muy elaborado que se encuentra en el templo de Morges y la iglesia de Gimel, inspirado en el prestigioso ejemplo del templo de Fusterie en Ginebra (1713 1715 ). La capilla de Saint Théodule no parece ser mencionada hasta 1307, al contrario de lo que se ha escrito a menudo. Se apoya en el muro norte del recinto medieval, cuya puerta se recuperó para el campanario; éste ha conservado su paso público como campanario. La iglesia fue destinada al culto protestante desde 1536. La Tour de Peilz se convirtió en parroquia independiente hasta 1783.

Principios del siglo XIV: coro y obra estructural de la nave. Siglo XIV o XV: campanario con aguja puede modificarse en el siglo XVII. 1740: perforación de los cuatro grandes tramos semicirculares de la fachada sur de la nave, y probablemente también los del norte, modificado en 1961; galería occidental, terminada en 1750. 1792-1796: nuevo marco, galerías, techo, sala de archivos; reconstrucción del portal occidental y nueva puerta norte, fechada en 1793 en su llave. 1740: Pierre Bole, arquitecto albañil de La Tour de Peilz; el carpintero Abram de la Chaux; luego en 1750 la carpintera Moïse Nicole. 1792-1796: proyecto del secretario del Ayuntamiento, asumido por el empresario albañil Jacob Gunthert; los albañiles Frédéric y Jacob Gunthert, hermanos; carpintero Vincent Franel.

Nave rectangular prolongada hacia el este por un coro más estrecho, con ábside plano y abovedado en cuna rota. Al oeste, un campanario con aguja de piedra de planta octogonal con pequeñas buhardillas delgadas; escenario de campanas perforadas en cada cara de una bahía en un arco roto en toba de tracería, con soporte subrayado por una cuerda. Puerta occidental en asa de canasta, con abocinamiento cóncavo decorado con resaltes. Grandes ventanales semicirculares que iluminan el interior de la nave. En tres lados, galería con columnas toscanas superpuestas. Techo de madera revestido con yeso, tipo habitual en los nuevos edificios de esta época, abovedado en el pasillo central y plano en las galerías.

Silla de 1710, de Jean Baptiste Lemp, de Vevey, con columnas retorcidas de inspiración barroca en las esquinas. Mesa de comunión de 1734 con la inscripción “La Table du Seigneur”. Cuatro sillería muy sobria en el coro, posiblemente del siglo XVIII. Por lo demás, mobiliario renovado en 1900 y 1961. Órgano de 1991, de la fábrica de órganos de Lausana Jean François Mingot; buffet del ebanista Andersson SA, en Vevey.

Vidriera de 1961/1962/1967, diseñada por el pintor Jean Pierre Kaiser y ejecutada por el vidriero Robert Schmit, de Lausana. En 1845, en sustitución de dos antiguas, la fundición Treboux de Corsier-près-Vevey fabricó tres campanas. Restauraciones en 1900 (interior, con avance de la galería de órganos); 1961 (vuelta a un aspecto más medieval con la liberación del coro: eliminación del tramo este de las galerías y reubicación del púlpito; transformación de la ventana axial en estilo gótico, etc.).

Museos

El castillo de La Tour-de-Peilz y el Museo Suizo de Juegos
Construido en el siglo XIII por los condes de Saboya, el castillo de La Tour-de-Peilz sirvió como refugio defensivo, puesto de vigilancia del tráfico del lago en el lago de Ginebra y oficina de aduanas. Devastado durante las guerras de Borgoña en 1476, fue adquirido y reconstruido en 1747 por Jean Grésier, francés de Guadalupe. El castillo, que quedó en manos privadas, fue comprado en 1979 por el municipio de La Tour-de-Peilz tras una votación popular. Las dos torres de las esquinas, el recinto, las murallas y las acequias fueron catalogadas como monumentos históricos en 1973. En 1987, se inauguró el Museo Suizo de Juegos. Ocupa el piso superior y el ático del castillo. Las salas de la planta baja albergan diversos eventos. Diseñado por Michel Etter. Desde su fundación contó con el apoyo de la Asociación de Amigos del Museo y en 2004 se creó una Fundación. Hasta 2017, se sucedieron nada menos que 27 exposiciones temporales. El Museo no ha perdido su lugar como el único museo dedicado a la historia cultural de los juegos en Suiza. Ahora disfruta de influencia internacional.

Museo Gustave Courbet
En 2019 se celebra el bicentenario del nacimiento del pintor y escultor francés Gustave Courbet (1819-1877). La ciudad decidió crear una ruta temática “Gustave Courbet” en la ciudad, que trazaría, entre otras cosas, la última historia del pintor. años, los que pasó en La Tour-de-Peilz, desde 1874 hasta su muerte en 1877. Este museo al aire libre, que combina la exhibición de obras con las nuevas tecnologías, ofrece un sorprendente descubrimiento de los lugares frecuentados por el pintor en el ciudad.

Espacio natural

Parques y jardines
El Sector de Parques y Jardines depende del Departamento de Urbanismo y Obras Públicas. Está compuesto por 17 personas, incluidos 4 aprendices de cultivadores de flores y paisajistas. El Sector se ocupa, entre otras cosas, del mantenimiento y embellecimiento de parques y áreas verdes municipales, 8 parques infantiles, 2 campos deportivos y el cementerio. Se esfuerza por mejorar la biodiversidad de las parcelas municipales e implementa diversos medios para reducir el uso de productos sintéticos.

Playa y camping Maladaire
Situado a orillas del lago Lemán, a la salida de La Tour-de-Peilz, en dirección a Montreux, la playa y el camping se encuentran en un entorno idílico, con una vista impresionante de Saboya. El camping puede alojar tiendas de campaña y caravanas en un ambiente agradable. No obstante, cabe destacar que el camping está rodeado por la playa pública de La Maladaire que está abierta las 24 horas del día.

Puerto
El puerto ofrece 259 amarres en el agua y 41 en tierra. Es considerado uno de los más bellos del lago Lemán por marineros y visitantes.

Tags: