Moda racional de las mujeres de 1880

La moda femenina en la década de 1880 se caracteriza por el regreso del bullicio. La línea larga y delgada de finales de la década de 1870 fue reemplazada por una silueta completa y curva con hombros cada vez más amplios. Las cinturas de moda eran bajas y diminutas debajo de un busto completo y bajo sostenido por un corsé.

Después de 1878, el vestido de mujer de alto cierre se hizo muy estrecho y apretado; los vestidos de noche son bajos. El corsé muy apretado empuja el pecho hacia arriba y las costillas inferiores hacia adentro. Alrededor de 1883 se creó la segunda gira: una construcción de metal que sobresale horizontalmente de la cintura. A menudo, la falda (ahora algo más corta) está cubierta. El cabello se peina lejos de la cara y se pone, con un flequillo corto o rizado. Además, un pequeño sombrero con corbatas debajo del mentón; más tarde los sombreros se usan cada vez más. La mujer usa zapatos y botas de nudo o bombardero.

La década de 1880 fue un período de confusión estilística. Por un lado, está la silueta sobredimensionada con textura contrastante y accesorios frívolos. Por otro lado, la creciente popularidad de la sastrería dio lugar a un estilo alternativo y severo. Algunos atribuyeron el cambio en la silueta a la reforma de vestimenta victoriana, que consistió en algunos movimientos que incluyeron el Movimiento de vestuario estético y el Movimiento de vestimenta racional en la era victoriana de mediados a finales de la era, defendiendo la silueta natural, la ropa interior liviana y rechazando el ajuste. Sin embargo, estos movimientos no obtuvieron un amplio apoyo. Otros señalaron el crecimiento en el ciclismo y el tenis como actividades femeninas aceptables que exigían una mayor facilidad de movimiento en la vestimenta de las mujeres. Otros argumentaron que la creciente popularidad de los trajes semi-masculinos a medida era simplemente un estilo de moda, y no indicaba ni puntos de vista avanzados ni la necesidad de ropa práctica. No obstante, la diversificación en las opciones y la adopción de lo que se consideraba ropa de hombre en ese momento coincidió con el poder creciente y el estatus social de las mujeres hacia el período tardío victoriano.

El bullicio hizo una reaparición en 1883, y presentó una protrusión horizontal exagerada adicional en la parte posterior. Debido a la plenitud adicional, las cortinas se movieron hacia los lados o el panel frontal de la falda. Cualquier pañería en la parte posterior fue levantada en pufs. Bodices por otro lado, acortados y terminados arriba de las caderas. Sin embargo, el estilo se mantuvo a medida, pero fue más estructurado.

Sin embargo, en 1886, la silueta se transformó de nuevo en una figura más delgada. Las mangas de corpiños eran más delgadas y apretadas, mientras que los escotes se volvían más altos de nuevo.Además, comenzó a desarrollarse una apariencia aún más adaptada hasta que mejoró en la década de 1890.

Disfraz estético y moda Racional
El traje estricto y ajustado le da a la mujer algo intocable. Entre 1880 y 1890 hay una fuerte presión económica que hace que el uso de materiales sea más barato. En Inglaterra, a finales del siglo XIX, el movimiento artístico y artesanal comenzó en respuesta a los productos de masas: los seguidores usan ropa suelta y sin forma. El movimiento es ridiculizado, pero luego se toman los aspectos de él.

Alrededor de 1880 ya hay algo que ver sobre la emancipación femenina; sin embargo, la libertad de movimiento de la mujer es muy limitada. La Rational Dress Society fue fundada en 1881 en reacción a los extremos de la corsetería de moda.

Nuevas telas y colores: en la época victoriana, la industria textil desarrolló la primera máquina para telas simples, creando una amplia gama de telas. Nuevos son tweed y Jersey. El meandermotief es popular y el amor de la reina Victoria por Escocia trae una moda de diamantes de colores en marcha. El desarrollo de las pinturas de anilina (1856) trajo nuevos colores al mercado, como el violeta, el magenta, el azul de lyon y el verde de metilo (1872), y el rojo fuerte en 1878.

Moda femenina

Visión de conjunto
Al igual que en la década anterior, el énfasis se mantuvo en la parte posterior de la falda, con la plenitud aumentando gradualmente desde detrás de las rodillas hasta justo debajo de la cintura. La plenitud en la parte posterior se equilibró con un pecho más lleno, inferior, logrado por corsé rígido, creando una silueta en forma de S, presagiando la forma más radical de esta forma que se haría popular a principios de 1900. Estos vestidos normalmente no tenían un tren largo en la parte posterior, que era diferente de los vestidos que se usaban en la década de 1870, y eran extremadamente ajustados. Eran conocidos como la «falda cojera» debido a la rigidez de ellos. Los vestidos de invierno se hicieron en tonos más oscuros, mientras que los de verano se hicieron en colores más claros. Velvet también fue una tela muy popular utilizada durante este período.

Las faldas se bucleaban, se cubrían o se ataban de varias maneras, y se llevaban sobre faldones de colores a juego o contrastantes. La polonesa era un estilo de reactivación basado en una moda de la década de 1780, con una sobrecama cortada, ajustada y recortada sobre una enagua. Los corpiños largos con forma de chaqueta llamados basques también fueron populares para la ropa durante el día.

Los vestidos de noche eran sin mangas y de cuello bajo (a excepción de las matronas), y se usaban con guantes largos de cadera fina o gamuza.

Collares de gargantilla y collares enjoyados estaban de moda bajo la influencia de Alexandra, la princesa de Gales, que vestía de esta manera para disfrazar una cicatriz en el cuello.

El bordado está muy presente en las faldas de los abrigos.
La cortina también permanece muy presente.
Los sombreros están ganando extravagancia a medida que pasan los atuendos del día para terminar con ala ancha y estilo de noche.
Las faldas se cortan planas y los corpiños se cierran formando un ángulo.
Los guantes que se usan todo el día son sencillos y están en la manga, a menudo reforzados con un brazalete.
El reloj es el accesorio de la década, está en todas partes en pulseras, al final de una cadena, en el mango de los paraguas, etc.

1880

1882
1882
1883
1885

Vestir
La década de 1880 fue un período de confusión estilística. Por un lado, está la silueta sobredimensionada con textura contrastante y accesorios frívolos. Por otro lado, la creciente popularidad de la sastrería dio lugar a un estilo alternativo y severo. Algunos atribuyeron el cambio en la silueta a la reforma de vestimenta victoriana, que consistió en algunos movimientos que incluyeron el Movimiento de vestuario estético y el Movimiento de vestimenta racional en la era victoriana de mediados a finales de la era, defendiendo la silueta natural, la ropa interior liviana y rechazando el ajuste. Sin embargo, estos movimientos no obtuvieron un amplio apoyo. Otros señalaron el crecimiento en el ciclismo y el tenis como actividades femeninas aceptables que exigían una mayor facilidad de movimiento en la vestimenta de las mujeres. Otros argumentaron que la creciente popularidad de los trajes semi-masculinos a medida era simplemente un estilo de moda, y no indicaba ni puntos de vista avanzados ni la necesidad de ropa práctica. No obstante, la diversificación en las opciones y la adopción de lo que se consideraba ropa de hombre en ese momento coincidió con el poder creciente y el estatus social de las mujeres hacia el período tardío victoriano.

El bullicio hizo una reaparición en 1883, y presentó una protrusión horizontal exagerada adicional en la parte posterior. Debido a la plenitud adicional, las cortinas se movieron hacia los lados o el panel frontal de la falda. Cualquier pañería en la parte posterior fue levantada en pufs. Bodices por otro lado, acortados y terminados arriba de las caderas. Sin embargo, el estilo se mantuvo a medida, pero fue más estructurado.

Sin embargo, en 1886, la silueta se transformó de nuevo en una figura más delgada. Las mangas de corpiños eran más delgadas y apretadas, mientras que los escotes se volvían más altos de nuevo.Además, comenzó a desarrollarse una apariencia aún más adaptada hasta que mejoró en la década de 1890.

"La carta de amor" por Auguste Toulmouche.jpg
1883
1883
Toulmouche Le Billet 1883.jpg
1883
1889
Frith A Private View detail.jpg
1883

Ropa interior
El bullicio volvió a la moda y alcanzó sus mayores proporciones c. 1886-1888, que se extiende casi recto desde la parte posterior de la cintura para apoyar una profusión de cortinas, volantes, guirnaldas y cintas. El corsé de moda creó un busto bajo y completo con poca separación de los senos.

Un tipo habitual de ropa interior se llamaba combinaciones, una camisola con cajones hasta la rodilla o la pantorrilla, que se usa debajo del corsé, el bullicio y la enagua. Las combinaciones de lana fueron recomendadas para la salud, especialmente cuando se practicaban deportes de moda.

Ropa de calle
Los hábitos de montar se habían convertido en un «uniforme» de chaqueta y falda a juego con una camisa de cuello alto o camisola, con un sombrero de copa y velo. Estaban gastados sin bullicio, pero el corte de la chaqueta seguía la silueta del día.

Por el contrario, los trajes de caza eran mucho más elegantes, con faldas drapeadas hasta el tobillo con botas o polainas.

Trajes a medida que consisten en una chaqueta larga y una falda fueron usados ​​para viajar o caminar; estos fueron usados ​​con el bullicio y un pequeño sombrero o bonete. Los viajeros usaban abrigos largos como plumeros para proteger sus ropas de la suciedad, la lluvia y el hollín.

Vestido estético
La vestimenta artística o estética siguió siendo una corriente oculta en los círculos de Bohemia a lo largo de la década de 1880. En reacción a las pesadas cortinas y al corsé rígido de la moda de moda en París, el vestido estético se centró en bellas telas hechas de manera simple, a veces flojamente ajustadas o con un cinturón en la cintura. Las ideas estéticas influyeron en el vestido de té, un dulce espumoso cada vez más usado en el hogar, incluso para recibir visitas.

Peinados y sombrerería
Por lo general, el cabello se tiraba hacia atrás a los lados y se lo usaba en un nudo bajo o en un racimo de rizos; el pelo más tarde fue barrido hasta la parte superior de la cabeza. El flequillo o el flequillo permanecieron de moda a lo largo de la década, generalmente rizados o fruncidos sobre la frente, a menudo llamados «rizos de josefina».

Los bonetes se asemejaban a sombreros a excepción de sus cintas atadas debajo de la barbilla;ambos tenían bordes curvas. A veces las personas usaban cintas también.

Galería de estilos 1880-1884

1 – 1880
2 – 1881
3 – 1882
4 – 1882
5 – 1882
6 – 1883
7 – 1883
8 – 1884

1.Leona Barel de Nueva Orleans viste una chaqueta larga y ajustada con mangas a rayas de tres cuartos de largo sobre una falda a rayas a juego. Un ramillete de flores está clavado en su cintura, c.1880.
2. Boceto de un traje de tenis extremadamente a la moda.
3.Georgiana Burne-Jones usa un vestido de princesa con adornos de paneles fruncidos y volantes, c. 1882
4. La placa de la moda de agosto de 1882 muestra el regreso del bullicio: la sobrecama apretada se enrolla detrás.
5.Whistler’s Portrait of Lady Meux (1881-1882) muestra el pecho pleno de moda.
6.Misses ‘Polonaise ha equipado el corpiño con un punto bajo en el frente. La parte delantera de la falda es seccionada y la parte posterior está enrollada a la manera de la década de 1780. Se muestra sobre una falda con vuelo y volantes. A lo largo del siglo, las adolescentes más jóvenes («extrañas» en los platos de moda) llevaban sus faldas justo por encima de los tobillos.
7. Los vestidos de baño de 1883 muestran una plenitud de moda en la parte trasera.
8. La emperatriz de Austria en un hábito de montar a caballo, 1884. Su hábito tiene la silueta en corsé de moda, con una falda más simple, adecuada para montar, cuello de camisa alta y sombrero de copa.

Galería de estilos 1885-1889

1 – 1885
2 – 1885
3 – 1885
4 – 1886
5 – 1887
6 – 1887
7 – 1888
8 – 1888
9 – 1889
10 – 1887

1. Vestido de dos piezas de c. 1885 el bullicio «estante trasero». El corpiño se cubre a ambos lados y se lleva sobre una falda a juego. Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, M.2007.211.34a-b.
2.Madame Paul Poirson usa el escote a la moda de mediados de la década, ancho en el busto y más angosto en el hombro. Las flores le recortan el corpiño, el pelo y la falda drapeada, 1885.
3. Par de botas de gamuza bordadas de F. Pinet, París, c. 1885. Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, M.58.4ab
4. Traje que está fuertemente influenciado por la moda masculina y bullicioso. El cabello es ascendente, con flequillo. Los guantes hasta el codo se ajustan a las mangas más cortas.
5.Hairstyle de 1887 está enrollado en un nudo, con el pelo delantero rizado y frizzled sobre la frente.
6. Las modas de La Mode Illustrée muestran vestidos hechos de telas contrastantes que se usan con «estantes» y guantes de longitud de ópera, 1887.
7. Las modas de 1888 presentan bustos completos, grandes bultos de «estantes» y hombros anchos.Los guantes llegan al codo o ligeramente arriba.
8.Eleanora Iselin viste un traje de satén negro de cuello alto adornado con passementerie con cuentas, 1888.
9.Vicomtesse De Montmorand lleva un vestido de noche abrochado en la espalda, sin bullicio, lo que indica los estilos de la próxima década. Su cabello está torcido en un pequeño nudo en la parte superior de su cabeza y se usa con un flequillo rizado o flequillo, 1889.
10.Princess Alix de Hesse lleva un vestido de día de cuello alto, 1887.

Atípico de alta costura

1 – segunda mitad de la década
2 – 1887

1. La idea de 1880 de vestimenta femenina práctica se ve en este afiche que muestra a Annie Oakley vistiendo faldas más cortas y una completa falta de bullicio (aceptable para las mujeres pobres de la frontera rural y / o artistas públicos pagados).
2. Estampado japonés con dos señoritas vestidas de acuerdo con las últimas tendencias occidentales del tiempo, excepto que los colores y los diseños de las telas son del gusto japonés.