Categories: Gente

Ramón Casas i Carbó

Ramon Casas i Carbó (4 de enero de 1866 – 29 de febrero de 1932) fue un artista español catalán Viviendo en una época turbulenta en la historia de su Barcelona natal, fue conocido como retratista, esbozando y pintando el intelectual, económico y político Elite de Barcelona, ​​París, Madrid y más allá; También fue conocido por sus pinturas de escenas de multitud que van desde la audiencia en una corrida de toros hasta la asamblea para una ejecución a los manifestantes en las calles de Barcelona También un diseñador gráfico, sus carteles y carteles ayudaron a definir el movimiento de arte catalán conocido como modernismo

Casas nació en Barcelona Su padre había hecho una fortuna en Matanzas, Cuba; Su madre era de una familia catalana acomodada En 1877 abandonó el curso regular de la escuela para estudiar el arte en el estudio de Joan Vicens En 1881, todavía en sus adolescencias, era un co-fundador de la revista L’Avenç; En el mismo mes, acompañado por su primo Miquel Carbó i Carbó, estudiante de medicina, comenzó su primera estancia en París, donde estudió aquel invierno en el Carolus Duran Academia y más tarde en la Academia Gervex y funcionó como corresponsal de Paris para L’Avenç. El año siguiente presentó una pieza en Barcelona en la Sala Parés y en 1883 en París el Salón de los Campos Elíseos exhibió su retrato de sí mismo vestido como Bailarina de flamenco; La pieza le ganó una invitación como miembro del salón de la Societé d’artistes françaises

Los siguientes años continuó pintando y viajando, pasando la mayoría de los otoños e inviernos en París y el resto del año en España, sobre todo en Barcelona, ​​pero también en Madrid y Granada; Su pintura de 1886 de la multitud en el anillo de tauromaquia de Madrid iba a ser la primera de muchas pinturas muy detalladas de las multitudes Ese año sobrevivió a la tuberculosis y convaleció para el invierno en Barcelona Entre los artistas que conoció en este período de su vida, Laureà Barrau, Santiago Rusiñol, Eugène Carrière, Pierre Puvis de Chavannes e Ignacio Zuloaga

Casas y Rusiñol viajaron por Cataluña en 1889 y colaboraron en un breve libro Por Cataluña, con texto de Rusiñol e ilustraciones de Casas Volviendo juntos a París, vivían juntos en el Moulin de la Galette en Montmartre, junto con El pintor y crítico de arte Miquel Utrillo y el dibujante Ramón Canudas Rusiñol narraron estos tiempos como una serie de artículos “Desde el Molino” para La Vanguardia; De nuevo Casas ilustrado Casas se convirtió en un asociado de la Societé d’artistes françaises, lo que le permite exponer dos obras anuales en su salón sin tener que pasar a través de concurso de jurado

Con Rusiñol y con el escultor Enric Clarasó expuso en la Sala Parés en 1890; Su obra de este período, como Plen Air y el Bal du Moulin de la Galette, se sitúa entre un estilo académico y el de los impresionistas franceses. El estilo que se conocería como modernismo aún no se había reunido completamente, pero las personas clave eran Comenzando a conocerse, y los artistas catalanes exitosos iban cada vez más a identificarse con Barcelona tanto como con París

Su fama continuó extendiéndose a través de Europa y más allá como exhibió con éxito en Madrid (1892, 1894), Berlín (1891, 1896) y en la Exposición Mundial Colombina en Chicago (1893); Mientras que el círculo bohemio que incluía Casas y Rusiñol comenzó con mayor frecuencia para organizar exposiciones propias en Barcelona y Sitges. Con esta creciente actividad en Cataluña, se instaló más en Barcelona, ​​pero siguió viajando a París para los salones anuales

El emergente mundo del arte modernista ganó un centro con la apertura de Els Quatre Gats, un bar modelado sobre Le Chat Noir en Paris Casas financió en gran parte este bar en la planta baja de Casa Martí, un edificio del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en la calle Montsió cerca El centro de Barcelona; Se inauguró en junio de 1897 y duró seis años (y más tarde se reconstruyó en 1978). Sus socios en la empresa fueron Pere Romeu, que en gran medida acogió al bar, así como Rusiñol y Miquel Utrillo. El bar acogió tertulias y exposiciones de arte giratorio , Incluyendo uno de los primeros one-man shows de Pablo Picasso; La pieza más prominente en su colección permanente era un autorretrato alegre de las Casas, representándolo que fumaba una pipa mientras que pedaleaba una bicicleta del tándem con Romeu como su stoker El original de la pintura-o la mayor parte de ella: casi un tercio de la lona fue cortada En el Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) de Barcelona; Una reproducción meritoria reside en el resucitado Els Quatre Gats

Al igual que Le Chat Noir, Els Quatre Gats intentó su propia revista literaria y artística, a la cual Casas fue un colaborador importante. Fue de corta duración, pero pronto fue seguida por Pèl & Ploma, que sobrepasaría ligeramente la barra misma. -1908), a la que contribuyó también Casas Pèl & Ploma patrocinó varias exposiciones de arte destacadas, entre ellas la propia primera exposición individual de Casas (1899 en Sala Parés), que reunió una retrospectiva de sus pinturas al óleo, así como un conjunto de Esbozos de carbón de figuras contemporáneas destacadas en la vida cultural de Barcelona

Mientras que su carrera de pintura continuó con éxito a través de este período, como parte del dueño de un bar Casas se dedicó en gran medida al diseño gráfico, adoptando el estilo art nouveau que llegaría a definir modernismo Él diseñó carteles para el café, muchos de los cuales Ejecutó una serie de anuncios para Codorniu, una marca de cava (o, como sus anuncios del tiempo reclamado, champagne) y anisette. En la próxima década, diseñaría anuncios de carteles para todo, desde papel de cigarrillos hasta la Enciclopèdia Espasa

Para la 1900 Exposition Universelle (1900) en París, la comisión española eligió dos de los retratos petroleros completos de Casas: un retrato de 1891 de Erik Satie y un retrato de 1895 de la hermana de Casas, Elisa 1894 Garrote Vil, una representación de una ejecución – ganó un premio importante en Munich en 1901; En 1902, doce de sus telas fueron instaladas permanentemente en la rotonda del Cercle de Liceu, el exclusivo club privado asociado con la famosa ópera de Barcelona casa

En 1903 se convirtió en un completo Societaire del Salon du Champ de Mars en París, que le habría permitido exhibir allí anualmente, pero de hecho sólo exhibió allí durante dos años más. En 1903, su pieza para el salón era una que tenía Originalmente llamada La Carga, a la que retituló Barcelona 1902 en referencia a una reciente huelga general, aunque en realidad la pintura, que muestra a Guardia Civil encaminando a una multitud, había sido ejecutada al menos dos años antes de esa huelga. En 1904, La misma pieza obtuvo el primer premio en la Exposición General de Madrid

Durante una estancia de 1904 en Madrid, produjo una serie de bocetos de la intelligentsia madrileña, y se hizo amigo de los pintores Eliseu Meifrèn y Joaquín Sorolla, así como Agustí Querol Subirats, escultor oficial del gobierno español En el estudio de Querol, ejecutó un retrato ecuestre de El rey Alfonso XIII, que pronto fue comprado por el coleccionista estadounidense Charles Deering, quien en los próximos años encargaría o compraría varias de las pinturas de Casas

Related Post

Poco después, conoció a un joven artista llamado Júlia Peraire, de 22 años de edad. La pintó por primera vez en 1906 cuando tenía 18 años. Pronto se convirtió en su modelo favorito Y su amante Su familia no la aprobaba; Con el tiempo se casaron, pero no hasta 1922

La madre de Casas compró el monasterio de Sant Benet de Bages en 1907 y contrató a Puig i Cadafalch para restaurarlo. Casas pasaría mucho tiempo allí, y repetidamente representaría el monasterio y sus alrededores Cinco años más tarde, cuando su madre murió, heredó el monasterio

En 1908, Casas y su ahora Deering viajaron por Cataluña. Deering compró un antiguo hospital en Sitges para transformarlo en una residencia que en algún momento Miquel Utrillo la denominó Marycel. Más tarde ese año, Casas comenzó un viaje de seis meses a Cuba y Estados Unidos en Deering Durante este tiempo, ejecutó una docena de retratos de petróleo y más de treinta dibujos de carbón de los amigos y asociados de Deering

De regreso a España en abril de 1909, realizó una exposición individual en Barcelona y Madrid. En la galería Fayanç Català de Barcelona, ​​presentó 200 bocetos de carbón, que luego donó al Museo de Barcelona. Turismo, y retratos ofrecidos de las figuras principales de la ciudad, incluyendo el rey

Su vida continuó en esta línea durante algún tiempo En 1910 ejecutó un cuadro del funeral de su amigo el crítico de arte y novelista Raimón Casellas, que se había suicidado el año anterior poco después de la semana trágica de Barcelona y, para Deering, pintó una segunda versión de Durante los años restantes antes de la Primera Guerra Mundial, viajó extensamente en España y Europa, a veces solo ya veces con Deering, visitando Viena, Budapest, Múnich, París, los Países Bajos, Madrid y Galicia. Siguió teniendo grandes exposiciones en España y Francia. En 1913 adquirió en Barcelona una casa arquitectónicamente notable, una torre en la calle de San Gervasi (ahora Carrer de les Carolines) en el barrio de Sant Gervasi; En 1915, él, Rusiñol y Clarassó expusieron juntos en la Sala Parés, celebrando el 25 aniversario de su primera exposición conjunta allí

En 1916, Casas y Deering viajaron a Tamarit en Cataluña. Deering compró todo el pueblo y puso a Casas a cargo del proyecto de restauración. Varios años más tarde, en 1924, regresaría a Tamarit para pintar numerosos paisajes

También en 1916, Deering compró una casa en Sitges, conocida como Can Xicarrons (ahora un museo), y la revista Vell i Nou dedicó un número a Casas

Hasta ese momento, Casas había mantenido su distancia de las batallas de la Primera Guerra Mundial, pero en 1918 visitó el frente; Pintó un autorretrato con una capa militar

Casas, Rusiñol y Clarasó reanudaron anualmente exposiciones colectivas anuales en la Sala Parés en 1921; Estos continuaron hasta la muerte de Rusiñol en 1931 Sin embargo, ese año tuvo una pelea con su amigo Utrillo por la estrecha relación de Maricel Casas con Deering; La brecha nunca fue sanada

En 1922, Casas finalmente se casó con Júlia Peraire, y en 1924 vino con él en un viaje a los Estados Unidos, durante el cual volvió a hacer retratos de los ricos y famosos

En los años veinte, Casas se había alejado de las tendencias vanguardistas de su juventud. En todo caso, su obra de este período parece que procede de un pintor académico de época anterior a su obra de la década de 1890. Continuó pintando paisajes y retratos , Así como carteles antituberculosos y similares, pero en el momento de su muerte en 1932, poco después de la aparición de la Segunda República española, ya era más una figura del pasado que la actual

Share