Museo de Huesca, España

Museo de Arqueología y Bellas Artes de Huesca, al norte de Aragón (España). El museo se ubica en la plaza de la Universidad en el norte de la ciudad, cerca de la catedral y del ayuntamiento. El edificio ocupa dos antiguas sedes, la Universidad Sertoriana de Huesca y el antiguo Palacio de los Reyes de Aragón. El edificio original fue construido en el siglo XII para albergar a los reyes de Aragón, edificado sobre una torre islámica con paramentos en estilo románico. El edificio alberga la sala donde se produjeron los acontecimientos de la campana de Huesca y también la sala de la reina Petronila. Conserva de la Universidad Sertoriana el estilo barroco, con planta octogonal con un patio porticado en el centro.

El museo de Huesca comenzó a surgir alrededor de 1850 gracias a la iniciativa de la Comisión Provincial de Monumentos, pero gracias a Valentín Carderera, que asumió de su cuenta la creación del museo, hizo que se fundara en junio de 1873.

El museo está situado en la plaza de la universidad en el norte de la ciudad, cerca de la catedral y del ayuntamiento. El edificio ocupa dos sedes anteriores, la Universidad Sertoriana de Huesca y el antiguo Palacio de los Reyes de Aragón. El edificio original fue construido en el siglo 12 para albergar a los reyes de Aragón, construido sobre una torre islámica con paredes en estilo románico. El edificio alberga la sala donde tuvieron lugar los actos de la campana de Huesca y también la sala de la reina Petronila. Preserva el estilo barroco de la Universidad Sertoriana, con planta octogonal con un patio pórtico en el centro.

Actualmente el Museo cuenta con ocho salas de exposiciones permanentes, de recorrido lineal, y con las salas del Palacio de los Reyes destinadas a exposiciones temporales u otras actividades culturales públicas. También tiene una sala de proyección, una tienda, taquillas y un área de descanso.

Su contenido abarca dos grandes temas que coinciden con la denominación original que se aplicó al museo en el momento de su fundación: la arqueología y las bellas artes.

Se exponen objetos de la edad de piedra, la edad de bronce y la edad de hierro; Piezas ibéricas, romanas y cerámicas, así como tejidos islámicos. También piezas excepcionales como las encontradas en Coscojuela de Fantova, Binéfar o La Puebla de Castro, así como el patrimonio de las pinturas rupestres visibles en el territorio de Huesca.

Exhibe pintura y escultura desde el siglo XII hasta el siglo XX. La pintura de los siglos XVI y XVII está representada, entre otras obras, por el tríptico flamenco La Virgen de la Rosa y cuatro mesas del maestro de Sigena, protagonistas del renacimiento aragonés. También destaca la Virgen del Rosario, de Miguel Jiménez. Mesas y retablos góticos y obras de destacados pintores aragoneses como Francisco de Goya, Ramón Bayeu, Felix Lafuente y Ramón Acín.

Se exponen objetos de la edad de piedra, de la edad del bronce y la edad del hierro; piezas íberas, romanas y cerámicas, así como tejidos islámicos. También piezas de excepción como las encontradas en Coscojuela de Fantova, Binéfar o La Puebla de Castro, además del patrimonio de pinturas rupestres visibles en el territorio oscense.

Se expone pintura y escultura desde el siglo XII hasta el siglo XX. La pintura del siglo XVI y siglo XVII está representada, entre otras obras, por el tríptico flamenco La Virgen de la Rosa y cuatro tablas del maestro de Sigena, obras punteras del renacimiento aragonés. Destaca también la Virgen del Rosario, de Miguel Jiménez. Tablas y retablos góticos, y obras de notables pintores aragoneses como Francisco de Goya, Ramón Bayeu, Félix Lafuente y Ramón Acín.

Tags: