Moda masculina en 1820

Moda masculina durante la década de 1820 en países europeos y de influencia europea, la silueta de la moda masculina cambió de manera similar: a mediados de la década de 1820 los abrigos presentaban hombros anchos con mangas abullonadas, cintura estrecha y faldas llenas. Los pantalones se usaban para el día inteligente, mientras que los calzones seguían en uso en la corte y en el campo.

La moda masculina siempre está inspirada en la elegancia inglesa: colores y formas sobrias. Los pantalones, legado de la Revolución, por lo general se usan y los pantalones se abandonan poco a poco. Uno usa grandes capas y el sombrero de copa se convierte en el accesorio indispensable de todo hombre que se respete a sí mismo hasta la Primera Guerra Mundial.

Visión de conjunto
A mediados de la década de 1820, las placas de moda de los hombres muestran una silueta ideal y bien formada con hombros anchos enfatizados con bocanadas en el manto, cintura estrecha y caderas muy curvas.

Se requiere un corsé para lograr la pequeña cintura que se muestra en las placas de moda. Ya de rigor en los armarios de los oficiales militares, los hombres de todas las clases medias y altas comenzaron a usarlos, por la necesidad de encajar con la nobleza de moda. Usualmente conocidos como “fajas”, “cinturones” o “chalecos” (como “corsés” y “estancias” se consideraban términos femeninos) se usaban para cinchar la cintura a proporciones a veces diminutas, aunque a veces simplemente se trataban de chalecos rígidos como ballenas. con cordones en la espalda. Muchos caricaturistas contemporáneos de la época se burlaban de la naturaleza reprimida de los caballeros ajustados, aunque el estilo creció en popularidad, no obstante. Este fue el caso especialmente entre los hombres de clase media, que a menudo usaban su guardarropa para promocionarse, al menos en sus mentes, a una clase más alta, de ahí nació el dandy.

La aparición de la lana como una elección primaria de la tela para las prendas exteriores de los hombres llevó a una revolución en la confección que permitió que el ajuste y el acabado fueran de la mayor importancia en comparación con la ornamentación. Esta revolución permitió que una silueta clásica idealizada se materializara en la moda masculina.

Camisas y corbatas
Camisas de lino o algodón presentaban collares altos y se usaban con corbatas anchas atadas con un lazo suave.

Abrigos y chalecos
Alrededor de 1820, los abrigos comenzaron a hacerse de una manera completamente nueva. Las colas y las solapas se cortaron por separado y posteriormente se unieron al abrigo. Esto aseguró un mejor ajuste, un mayor seguimiento de los contornos del cuerpo y un posicionamiento más uniforme, incluso cuando el abrigo estaba desabrochado. Las colas en sí eran estrechas, puntiagudas, y caían justo debajo de la rodilla. Los hombros eran anchos y el abrigo estaba de pie en el cofre, pero estaba ceñido a la cintura. Abrigos también fueron rellenos en el pecho y la cintura. Los cuellos y las solapas también fueron acolchados para endurecerlos. Los collares eran altos y con forma de chal para enmarcar la cara. Abrigos fueron cortados directamente a través de la cintura. Los chalecos estaban abotonados en lo alto del cofre. Los abrigos recortados se usaron como en el período anterior para ropa de día formal, pero las faldas casi se unen en la cintura delantera.

Los abrigos tenían la misma cintura ceñida y faldas llenas. Las mangas muy a la moda fueron recogidas o plisadas en forma de “pierna de cordero” ligeramente inflada. Los abrigos pueden ser de lana o terciopelo, y los colores joya como el verde botella y el azul medianoche son de gran estilo.Abrigos cruzados estuvieron de moda a lo largo de la década.

Pantalones y calzones
Los pantalones sufrieron un cambio notable en la década de 1820. El nuevo ajuste fue un producto de la Revolución Francesa, ya que se consideró grosero llevar un atuendo que parecía rico. La longitud del pantalón cambió desde debajo de la rodilla hasta debajo del tobillo y el ajuste del pantalón se relajó ligeramente desde la primera década del siglo XIX. Los pantalones presentaban una cintura pequeña y acampanada ligeramente en la cadera con pequeños pliegues, creando la imagen de plenitud en la región de la cadera. La introducción de correas debajo del pie, conocidas como pantalones de estribo, también cambiaron la forma y el ajuste de estos pantalones.

Pantalones largos de color claro se usaban durante el día; estos fueron cortados por completo a través de las caderas y los muslos, disminuyendo gradualmente hasta los tobillos. Se sujetaron suavemente en su lugar con correas ajustadas debajo de los zapatos de punta cuadrada. Los pantalones oscuros se usaban para la noche, y los pantalones se usaban para funciones formales en la corte británica (como lo serían a lo largo del siglo). También se usaron pantalones para montar a caballo y otras actividades campestres, especialmente en Gran Bretaña, con botas altas y ajustadas.

Sombreros y peinados
Los altos sombreros de seda se pusieron de moda. Se los veía como una forma cómoda y ligera de protegerse del sol y la lluvia, y eran adecuados para viajar y cazar. Las coronas de los sombreros altos también se volvieron curvilíneas de acuerdo con el nuevo estilo, y comenzaron a destellar desde la diadema hacia la parte superior. El pelo rizado y las patillas estaban de moda.

Zapatos
El caucho se introdujo en Europa y América y creó un cambio en los zapatos, desde los zuecos y los zuecos hasta los chanclos. El galosh era suave y gomoso en climas cálidos y duro y rígido en el frío.El estilo de los zapatos de los hombres reflejaba mucho el de las mujeres, ya que eran unas zapatillas angostas sin tacón con vampireses de corte bajo. Eran muy frágiles, como si los sostuvieran las ventosas, porque el cuero apenas cubría los dedos y apenas se agarraba al talón.

Galería de estilo

1-1820
2 – 1823
3 – 1823
4 – 1825
5 – 1826
6 – 1827
7 – 1827
8 – 1828
9 – 1828

10-1828

1.Un retrato de Ludwig van Beethoven, 1820
2. Ropa campestre en la ciudad: en esta caricatura de Richard Dighton, un hombre robusto viste ropa de campo (calzones y botas de montar) en el Royal Exchange de Londres. Los sombreros de 1823 aún no tienen curvas, y el chaleco de base recta se muestra ligeramente por debajo del abrigo del frente.
3. La placa de moda francesa muestra una capa de noche o manteau con un cuello de piel y una capa para el hombro, que se lleva sobre unos calzones formales oscuros y un abrigo cruzado, 1823.
4.Conti Ninni viste un abrigo negro con cuello alto y una ligera bocanada en la manga, sobre una camisa blanca de cuello alto y una corbata blanca, 1825.
5.Francisco de Goya lleva un abrigo gris sobre un chaleco cruzado de raso y una camisa de cuello alto que le llega hasta las orejas, con una corbata blanca. Español, 1826
6.Baron Schwiter usa un abrigo oscuro, chaleco y pantalones o pantalones estrechos. Sus zapatos planos tienen puntas cuadradas y arcos en el empeine, y se usan con medias blancas, 1827.
7. Alexander Pushkin usa un abrigo negro, corbata de seda negra y chal a cuadros. Ruso, 1827
8.Goethe usa un abrigo con un ligero soplo en la cabeza de la manga, un forro de satén vuelto hacia atrás para formar solapas, y un cuello de alto contraste sobre un chaleco estampado. Su corbata blanca está sujeta con un alfiler de oro. Alemán, 1828
9. En su autorretrato, Ferdinand Georg Waldmüller usa una corbata a rayas y un chaleco a rayas, ambos en oro mate y azul, 1828.
10.Este hombre usa un abrigo oscuro con un cuello de chal alto. Sus mangas tienen bocanadas en el hombro y se estrechan hacia la muñeca. Viste pantalones marrón claro, 1828.

Moda en Estados Unidos

1- 1825
2-1823
3-1821
4-1821
5-1820

1. George Washington, 1825, Museo de Arte de Walters
2. El segundo presidente de los Estados Unidos, John Adams (casi 89), 1823
3. El tercer presidente de los Estados Unidos, Thomas Jefferson, c. 1821, Galería Nacional de Arte, Washington, DC
4. El cuarto presidente de los Estados Unidos, James Madison, c. 1821
5. El quinto presidente de los Estados Unidos, James Monroe. El presidente James Monroe viste un alto cuello de camisa y una corbata blanca atada en una amplia reverencia. El cuello y las solapas de su chaqueta forman una curva continua muy parecida a un cuello de chal. 1820-22.