Categories: Gente

José Clemente Orozco

José Clemente Orozco (23 de noviembre de 1883 – 7 de septiembre de 1949) fue un pintor mexicano, que se especializó en los murales audaces que establecieron el Renacimiento Mural Mexicano junto con murales de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y otrosOrozco fue el más complejo de los mexicanos Muralistas, aficionados al tema del sufrimiento humano, pero menos realistas y más fascinados por las máquinas que Rivera. Más influenciado por el simbolismo, fue también pintor de géneros y litógrafo. Entre 1922 y 1948, Orozco pintó murales en la ciudad de México, Orizaba, Claremont, California. El Museo de Carrillo Gil en la Ciudad de México exhibe sus dibujos y pinturas, y el Museo-taller de Orozco en GuadalajaraOrozco fue conocido por ser un artista comprometido políticamente. Promovió las causas políticas De campesinos y trabajadores

José Clemente Orozco nació en 1883 en Zapotlán el Grande (ahora Ciudad Guzmán), Jalisco a Rosa de Flores Orozco. Se casó con Margarita Valladares y tuvo tres hijos. A la edad de 21 años, Orozco perdió la mano izquierda mientras trabajaba con pólvora para hacer fuegos artificiales

El ilustrador satírico José Guadalupe Posada, cuyos grabados sobre la cultura y la política mexicanas desafiaron a los mexicanos a pensar de manera diferente sobre el México posrevolucionario, trabajó a la vista del público en los escaparates ubicados en la vía de Orozco. En su autobiografía, Me detuve [en mi camino hacia y desde la escuela] y pasar unos minutos encantados en la observación [Posada] … Este fue el empuje que en primer lugar puso en marcha mi imaginación y me impulsó a cubrir el papel con mis primeras pequeñas figuras, Despertando a la existencia del arte de pintar “(Orozco, 1962). Sigue diciendo que al ver el grabado de Posada decorado le dio su introducción al uso del color. Después de asistir a la escuela de Agricultura y Arquitectura, Orozco estudió arte en la Academia de San Carlos Trabajó como ilustrador para los periódicos de la Ciudad de México y directamente como ilustrador para uno de los ejércitos constitucionalistas supervisados ​​por el “primer jefe” Venustiano Carranza. Las facciones revolucionarias se separaron en 1914 después de derrocar a Victoriano Huerta, Orozco apoyó a Carranza y al general Álvaro Obregón contra Pancho Villa y Emiliano Zapata

Con Diego Rivera, él era un líder del movimiento del artista conocido como Muralism mexicano. Una distinción importante él tenía de Rivera era su visión más oscura de la revolución mexicana. Mientras Rivera era una figura audaz, optimista, touting la gloria de la revolución, Orozco era menos cómodo con El sangriento peaje que el movimiento social estaba tomandoOrozco es conocido como uno de los “tres grandes” muralistas junto a Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros. Todos los tres artistas, así como el pintor Rufino Tamayo, experimentaron con frescos en grandes paredes y elevaron el arte de el mural

Entre 1922-1924, Orozco pintó los murales: “Maternidad”, “El hombre en batalla contra la naturaleza”, “Cristo destruye su cruz”, “Destrucción de la antigua Orden”, “Los Aristócratas” y “La Trinchera y la Trinidad” En la Escuela Preparatoria Nacional. Algunos de los murales fueron destruidos por el mismo Orozco, y posteriormente repintados. Otros fueron vandalizados por estudiantes conservadores y prácticamente destruidos. Así, Orozco tuvo que pintar muchos de ellos cuando regresó a la Escuela en 1926-1925, pintó el mural “Omnisciencia” En la Casa de Azulejos de la Ciudad de México En 1926, pintó un mural en la Escuela Industrial de Orizaba, Veracruz

Entre 1927 y 1934 Orozco vivió en Estados Unidos. Incluso después de la caída del mercado de valores en 1929, sus trabajos seguían siendo demandados. De marzo a junio de 1930, a invitación del Departamento de Arte del Colegio Pomona pintó lo que consideró el primer ” Pintado fuera del país por un pintor de la Escuela Mexicana Contemporánea “El fresco, Prometeo (Colegio Prometeo del Pomona), en la pared de un comedor del Colegio Pomona, fue directo y personal en un momento en que se esperaba que los murales fueran decorosos y decorativos , Y ha sido llamado el primer fresco “moderno” en los Estados Unidos. Más tarde ese año, él pintó murales en la nueva escuela para la investigación social, New York City, ahora conocida como la nueva universidad de la escuela. Civilización en el Colegio de Dartmouth, New Hampshire, USAIt fue pintado entre 1932 y 1934 y cubre casi 300 m² (3200 pies cuadrados) en 24 paneles. Sus partes incluyen: “Migraciones”, “Sacrificios Humanos”, “Aparición de Quetzalcoatl”, “C “Cultura”, “Anglo-América”, “Hispanoamérica”, “Ciencia” y “Migración Moderna del Espíritu” (otra versión de “Cristo Destruye Su Cruz”)

Después de regresar a México en 1935, Orozco pintó en Guadalajara, Jalisco, el mural “El Pueblo y sus Líderes” en el Palacio de Gobierno y los frescos del Hospicio Cabañas, que se consideran su obra maestra. En 1940 pintó en la Biblioteca Gabino Ortiz en Jiquilpan, Michoacán Entre 1942 y 1944 Orozco pintó para el Hospital de Jesús en la Ciudad de México El pintoresco retrato de Juárez Reborn, de 1948, fue uno de sus últimos trabajos

En 1947, Orozco ilustró el libro La Perla, de John Steinbeck

Orozco murió en 1949 en la Ciudad de México

Escuela Nacional Preparatoria:
Historia y panorama general:
La serie mural de José Clemente Orozco en la Escuela Nacional Preparatoria del Colegio San Ildefonso abarca tres pisos del edificio e incluye varios otros murales en la escalera, todos ellos representan su visión crítica de la Revolución. La Escuela Nacional Preparatoria le encargó en febrero de 1923; Sin embargo, sus primeros paneles crearon un serio conflicto político, lo que hizo que cesara su trabajo, como Siqueiros. Más tarde volvió a terminar el trabajo que inició bajo una nueva ola de cambio social en 1926

Related Post

Murales del primer piso:
En el primer piso de la Escuela Nacional Preparatoria se encuentran una serie de murales que incluyen: La Trinchera, La Destrucción del Antiguo Orden, Maternidad, La Huelga, La Trinidad y El Banquete de los Ricos. La planta baja de la pared norte y es la única sección de pared perfectamente enmarcada por la columnata desde el punto de vista del centro del patio “y se llama The TrenchA aspecto único de los murales de primer piso es que cada mural paralelos en anchura a la Las aberturas arqueadas de la columnata La Destrucción del Antiguo Orden y la Maternidad se localizan a la derecha de La Trinchera a la izquierda de La Trinchera son La Huelga La Trinidad y en la intersección del corredor oeste El Banquete de los RichAmong los murales que Orozco Destruidos son los elementos, el hombre que lucha contra la naturaleza, el hombre que cae y Cristo que destruye su cruz Un elemento interesante del destruido mural Cristo destructor de su cruz, de la que Orozco sólo mantuvo a Cristo Es que volvió al uso de la iconografía cristiana: Cristo está destruyendo su cruz en agonía por su mal uso como símbolo

La trinchera se describe como una “confirmación de lo que un extraordinario y poderoso pintor Orozco resultaría ser” y se compara con el mural The Farewell, “donde la impresión inicial es de una sangrienta escena de acción de gran melodrama” Los tonos de una paleta más oscura, que coincide con el tema oscuro retratadoOrozco promueve una vista digna de la muerte, ya que el espectador ve a tres hombres se sacrifican. Dos de los hombres parecen haber muerto, a pesar de que no hay heridas presentes en sus cuerpos y un tercero se arrodilla Mientras cubre su rostro con su brazo izquierdo. Sus rostros se ocultan, lo que le da al espectador una sensación de anonimato detrás del sacrificio de las muchas víctimas de la revolución. Esto plantea la pregunta: ¿es el sacrificio de muchos valer algo? Hace que su identidad anónima sea más poderosa que si tuvieran identidades reconocibles, porque ahora representan el sacrificio de los cientos de miles de hombres que lucharon y murieron por la misma razón. También hay un componente de la iconografía cristiana en este mural, como el hombre central Se apoya en el águila contra una barricada de rocas y vigas que se asemejan a una cruz que contribuye al equilibrio del mural, pero no de manera simétrica. Esto es una alusión al crucifijo, con el soldado central desempeñando el papel de mártir, Su falta de armas. El análisis de este mural y de muchos otros murales de Orozco sobre la Revolución Mexicana se resume en una declaración de Antonio Rodríguez, en la que se afirma que “Orozco lo mostró”

La Trinidad es una imagen negativa de la revolución en la que un líder revolucionario es la figura central en el mural “cegado por el sombrero Jacobiano rojo de la revolución” y amenazando a la misma gente que se supone que está luchando por El campesino de la derecha es De rodillas pidiendo misericordia mientras el campesino de la izquierda, cuyas manos han sido cortadas de la muñeca hacia abajo, observa la situación de la clase obrera, que ha sido reclutada para luchar y no sabe a quién pelean o por qué están Luchando en absoluto

El banquete de los ricos muestra el estilo de caricatura de Orozco. Es una representación de la crítica social mediante el uso de la sátira. En este mural, el espectador ve una representación de los ricos, cuyas caras y cuerpos son obviamente distorsionados, Del poder “y de la clase obrera. Se trata de representar la situación de la clase obrera oprimida por los ricos y en estado de guerra entre ellos. Este punto se ejemplifica además por la visión de los ricos que pueden mirar hacia abajo a la clase obrera y Siguen viviendo una vida de decadencia sin consecuencias. Esto muestra a los obreros como completamente ciegos a su situación actuando como gladiadores para el entretenimiento de los ricosTools de los individuos de la clase obrera en este murales se utilizan como armas, lo que demuestra “los trabajadores se están convirtiendo Los objetos de su sustento contra sí mismos, no han adquirido armas reales y están atrapados en la confusión sobre lo que la gente y las cosas son realmente para, tratar “Si bien este mural no es estéticamente agradable, con sus repulsivos caracteres distorsionados, evoca el pensamiento dentro del espectador acerca de su situación personal como miembro de la clase obrera o de los burgueses privilegiados

Murales del segundo piso:
La segunda historia de los murales de Orozco en la Escuela Nacional Preparatoria, que fueron pintados en 1923-4, incluye los murales Ley y Justicia, Jehová entre los ricos y los pobres, la libertad, la basura y los ricos, que se enumeran en orden de de izquierda a derecha

Murales del tercer piso:
La tercera historia, creada entre 1924-6, incluye los murales, las mujeres, el sepulcro, la bendición, los trabajadores, la despedida, la familia y los revolucionarios

El adiós es grandioso en escala y muestra los momentos finales antes del sacrificio de la Revolución. El paisaje es sombrío, así como la expresión detrás de la mujer de la izquierda, que parece ser la madre o abuela del hombre. Hay tres pares presentes en este mural: el El par de la izquierda de la anciana y el hombre que besa su mano, otra pareja encerrada en un abrazo final y la tercera de dos hombres encorvados. El emparejamiento rítmico sugiere una identidad compartida de los hombres que se van a luchar contra la Revolución ” A la historia, a acontecimientos reales como salir a luchar contra una revolución, es transformarla en un evento natural (es decir, de la naturaleza), inevitable e intemporal, o no un evento en absoluto sino una condición sobre la cual los humanos pueden hacerlo Nada que cambiar ya que la condición se hace de ellos y viceversa ”

Murales de escaleras:
Murales adicionales, completados por Orozco en 1924-6, son “pintados en las paredes y los gastos generales de la planta baja”, incluyendo las razas aborígenes, franciscanos ayudando a los enfermos, los jóvenes y Cortés y Malinche Los hombres bebiendo y los ingenieros encierran la escalera en La muralla oriental del patioCortés y Malinche es una visión digna de la creación del primer mestizo, fruto del colonialismo español en México “Esta unión entre el conquistador español europeo y su amante india fue un hecho histórico incontestable” y se demuestra Orozoco trabaja para representar las desigualdades presentes entre esta relación al retratar los gestos de Cortés como dominantes y el Malinche como gesto de los subordinados de Cortés. Colocando su brazo sobre el torso de Malinche “, impide un acto de súplica para el indio por parte de Malinche y actúa como una separación final “Esta imagen sirve como una síntesis de la colonización española de México, el papel crítico que jugó Malinche y el comienzo del mestizo en la historia de México

Obras seleccionadas:
Manos en oración, 1900-1924
Hombre luchando contra la naturaleza, 1923-4
Hombre que cae, 1923-4
Cristo Destruye Su Cruz, 1923-4
Derecho y Justicia, 1923-4
Jehová entre los ricos y los pobres, 1923-4
En el Colegio San Ildefonso
Maternidad, 1923-4
El banquete de los ricos, 1923-4
La huelga, 1923-4
Los Elementos, 1923-4
Liberty, 1923-4
Garbage, 1923-4
Los ricos, 1923-4
Mujeres, 1924-6
The Grave Digger, 1924-6
La Bendición, 1924-6
Los trabajadores, 1924-6
La despedida, 1924-6
La Familia, 1924-6
Los revolucionarios, 1924-6
Las razas aborígenes, 1924-6
Franciscanos que ayudan a los enfermos, 1924-6
Cortés y Malinche, 1924-6
Los hombres que beben, 1924-6
Ingenieros, 1924-6
La trinchera, 1926
La Destrucción del Antiguo Orden, 1926
Échate la otra, 1930, Museo de Arte de Cleveland
Soldado Herido, 1930, Museo de Arte de Cleveland

Share