La desigualdad de ingresos en Filipinas

La desigualdad del ingreso es la medida en que los ingresos de los hogares se distribuyen de manera desigual entre la población. En otras palabras, también se refiere a la brecha en el ingreso entre quienes pueden considerarse ricos de la población en comparación con los ingresos de aquellos que pueden considerarse pobres de una población.

La desigualdad de ingresos en Filipinas es la medida en que el ingreso, más comúnmente medido por el hogar o el individuo, se distribuye de manera desigual en Filipinas. La diferencia de ingresos entre los ricos y los pobres podría causar tensión en la sociedad e inestabilidad política.

Visión de conjunto
Según los datos recopilados, el producto interno bruto (PIB) de Filipinas ha estado creciendo a una tasa del 6,8%.

Año Tasa de crecimiento anual del PIB, precios constantes
2008 4.153
2009 1.148
2010 7.632
2011 3.66
2012 6.801
2013 7.181
2014 6.096
Fuente: PIB-tasa de crecimiento real de Filipinas (www.indexmundi.com)

De hecho, según el Director de País del Banco Mundial Motoo Konishi, Filipinas se había convertido en un “tigre en ascenso” en Asia Oriental. Sin embargo, al mismo tiempo, durante el año fiscal 2010-2011, el aumento en la riqueza de las familias más ricas en Filipinas, que asciende al 47,39%, representó el 76,5% del aumento del PIB para ese año. Por lo tanto, los beneficios de este crecimiento económico todavía no se han extendido a los segmentos más pobres de la población, como se ve con la malnutrición y la pobreza que siguen plagando el país a pesar del hecho de que la economía parece estar creciendo.

Según los datos recopilados en 2009, el 20% más pobre de la población solo tenía una participación del 4,45% del ingreso nacional. Esto muestra que la distribución de la riqueza es desigual en Filipinas porque los datos muestran que el 20% más pobre ganó 14.022 pesos, mientras que el 20% más rico de 176.863 pesos.

Estadística 2003 2006 2009
Promedio de ingreso per cápita (en PHP nominal)
El 20 por ciento más pobre 7.015 9,494 14.022
Lower middle 20 por ciento 12,461 16,747 24,396
Medio 20 por ciento 19,476 26,404 37,606
Medio superior 20 por ciento 32,014 44,247 62,129
El 20 por ciento más rico 85.891 127,926 176,863
TOTAL 31,369 44,963 62.997
Parte del 20 por ciento inferior en el ingreso nacional 4.48% 4.22% 4.45%
Proporción de Palma (tx, ingresos del 10% superior al 40% inferior) 3.09 3.47 3.27
coeficiente GINI 0.495 0.516 0.506

Fuente: “¿Están cambiando la pobreza y la desigualdad?”

Medición
Índice de Gini
El coeficiente de Gini también se conoce como índice de Gini o índice de Gini. Mide el grado de desigualdad en la distribución del ingreso familiar en un país. Una curva de Lorenz traza los porcentajes acumulados del ingreso total recibido en comparación con el número acumulado de receptores, empezando por el individuo o el hogar más pobre. El índice de Gini mide el área entre la curva de Lorenz y una línea hipotética de igualdad absoluta, expresada como un porcentaje del área máxima debajo de la línea. Si la distribución del ingreso fuera más o menos igual, el índice sería más bajo o más cercano a cero; si la distribución del ingreso fuera más desigual, el índice sería más alto o más cercano a 100. Cero indica igualdad perfecta, mientras que 100 indica desigualdad perfecta.

Palma Ratio
La proporción de Palma es una medida alternativa de desigualdad basada en el trabajo de Gabriel Palma. Es la proporción del 10% superior de la participación de la población en el ingreso nacional bruto (INB), dividido por el 40% más pobre de la participación de la población en el INB. Palma sugiere que la política de distribución se relaciona principalmente con la lucha entre los ricos y los pobres, y con las clases medias.

La relación de Palma podría ser una buena comparación con la medición del coeficiente de Gini, y podría cubrir las desventajas del Gini de uso común.

Antecedentes históricos
Segunda Guerra Mundial (1942-1945)
Cuando los japoneses ocuparon Filipinas, aquellos que fueron lo suficientemente despiadados como para tratar con sus compatriotas filipinos y las fuerzas japonesas se convirtieron en parte de la élite.Sin embargo, el número de personas que cayeron en las clases más bajas aumentó y, por lo tanto, se convirtió en el principal problema del período de la posguerra. La cantidad de personas que cayeron en la pobreza aumentó debido a la lucha que condujo a la pérdida personal y de la propiedad, la destrucción monumental y la agitación social.

Dado que la producción prácticamente se destruyó, las personas se involucraron en el negocio de comprar y vender. Para alentar esto, los japoneses crearon el dinero llamado “Mickey Mouse” como moneda para las Filipinas ocupadas y esto causó inflación. Un efecto de esta inflación fue que los precios subieron a niveles astronómicos. Un buen ejemplo de esto serían los fósforos vendidos a 100 Pesos “Mickey Mouse”. Este tipo de dinero causaba inflación porque los japoneses no tenían forma de respaldarlo, por lo tanto no valía nada.

Al final de la guerra, las instalaciones de riego en las granjas fueron dañadas y destruidas, y las tierras agrícolas fueron abandonadas. La ganadería también se redujo al 65%, por lo que se produjo una escasez de alimentos y, por lo tanto, los jefes de familia rellenaron los números de los miembros de su familia para obtener más alimentos, convirtiéndose así en acaparadores. Debido a este acaparamiento, los precios subieron y, por lo tanto, el presidente Osmena trató de resolver esto prescribiendo los precios máximos de los bienes. Sin embargo, en realidad, los precios reales del mercado fueron mucho más altos que los establecidos por la orden de Osmeña. Debido a esto, la gente no tuvo más remedio que seguir los precios más altos establecidos por los especuladores, ya que el dinero ya estaba circulando.

Debido a la falta de alimentos y la dislocación económica, se podía ver a las personas en las calles buscando comida o muriendo de enfermedades, mientras que aquellos que podían sacar provecho de los negocios de compra y venta y los especuladores de la guerra podían unirse a la clase alta.Por lo tanto, durante la Segunda Guerra Mundial, el problema ya presente de la desigualdad del ingreso se hizo más grande en la medida en que sus efectos, como crímenes como el robo, el secuestro y el asesinato, ocurren regularmente.

República de las Filipinas (1946-1972)
Después de que Filipinas se convirtió en una nación independiente en 1946, la política de la nación se mantuvo como estaba durante el período anterior a la guerra aunque, en teoría, era una república constitucional similar a la de los Estados Unidos. Sin embargo, la brecha en los ingresos entre los terratenientes ricos y sus inquilinos y los trabajadores sin tierra fue tan grande que condujo al problema de la agitación agraria y al movimiento Huk. Este movimiento fue aplastado por el presidente Ramón Magsaysay utilizando las reformas y la fuerza militar. Durante el mandato de Magsaysay, el país comenzó a prosperar nuevamente debido a las reparaciones de guerra del gasto de la Guerra de Japón y de los EE. UU.

A pesar de que Magsaysay se tomó el tiempo para escuchar a las masas y hacer todo lo posible para desarrollar las áreas empobrecidas del país, no pudo mejorar realmente su suerte porque se volvieron dependientes de él para elevarlas. Esto fue porque no les había dicho que él necesitaba su ayuda y carecía de una impresión azul para elevarlos y terminar su brecha con los ricos. Por lo tanto, Magsaysay no pudo poner fin a la desigualdad entre las masas y las élites.

Cuando Diosdado Macapagal fue elegido presidente para suceder a Carlos P. García, su plan para la economía declaró que planeaba resolver la desigualdad de ingresos al posibilitar condiciones que proporcionaran más ingresos a quienes necesitan más para poder satisfacer sus necesidades básicas. También planeado continuar el “Programa de austeridad” del presidente García con su lema de “vida simple”. Sin embargo, este plan fue socavado por sus compañeros Kapampangans y otros miembros de la élite porque le lanzaron lujosas fiestas. Por lo tanto, la “vida simple” de Macapagal resultó ser mera retórica y solo fue verdad para los pobres.

Ley marcial (1972-1991)
En 1972, el presidente Ferdinand Marcos colocó a Filipinas en un estado de Ley Marcial porque en ese momento, las manifestaciones estudiantiles se estaban volviendo más violentas para los manifestantes y los oficiales de la ley se estaban volviendo demasiado rebeldes e incontrolables.Según Marcos, su Nueva Sociedad, que se suponía que era el resultado de la Ley Marcial, se basaba en el descontento de los pobres que los llevó a luchar contra las clases dominantes. Para ayudar a aliviar la desigual distribución de la riqueza en las Filipinas, Marcos ordenó que todas las tenencias de tierra que tenían más de 7 hectáreas se distribuyeran entre los arrendatarios sin tierra, mientras que los propietarios recibieron una compensación justa.

Otra reforma implementada por Marcos durante el período de la Ley Marcial fue que se ordenó a las corporaciones que comenzaran a vender sus acciones al público para que estas compañías ya no fueran propiedad de una sola familia y sus amigos, sino también de aquellos que desearan convertirse en accionistas. comprando acciones. Esta reforma ayudó a aliviar la desigualdad de ingresos hasta cierto punto, ya que permitió distribuir los ingresos a la clase media baja.

Revolución EDSA hasta el presente (1986-)
Debido al éxito de la Revolución EDSA, Marcos y su familia huirían a Hawai y Corazon Aquino se convertiría en el nuevo presidente filipino. Cuando asumió el poder, el presidente Aquino pudo restablecer la democracia y los derechos básicos, como el recurso de hábeas corpus y la libertad de expresión. Sin embargo, cuando se estableció una convención constitucional para reemplazar la constitución de 1973, los delegados eran en su mayoría de la élite antigua. Además, cuando ella redistribuyó las corporaciones de los compinches, estas compañías fueron vendidas a empresarios chinos y miembros de la élite antigua. El presidente Aquino era un líder honesto, pero no pudo resolver otros problemas debido a la inestabilidad causada por los intentos de golpe de estado organizados por militares que intentaron derrocar a su gobierno.

Cuando Fidel Ramos sucedió a Cory Aquino, relajó las regulaciones gubernamentales para permitir que los empresarios pudieran competir con las corporaciones extranjeras y pudo poner fin a la crisis eléctrica del régimen de su predecesor. Ramos también fue capaz de hacer la economía más transparente al introducir una reforma bancaria, que permitió a los bancos locales y extranjeros competir. En su SONA, el presidente Ramos también planeó crear viviendas socializadas para los pobres y, lo que es más importante, brindarles las herramientas para ganarse la vida mejor a través del crédito y la reforma agraria. El presidente Ramos también juró que el sistema tributario sería más equitativo y progresivo. Al mismo tiempo, también expandió el IVA para simplificar los impuestos a las ventas.

En 2005, la presidenta Gloria Arroyo implementó el E-VAT que fijaba el impuesto al valor agregado en 12%, lo que terminó cancelando el aumento de 25 pesos en el salario mínimo. También se dijo que se suponía que este aumento en el IVA iba dirigido a los ricos que compraban más productos de alta gama, pero podían pagarlo. Sin embargo, los pobres se ven más afectados porque tienen que reducir sus gastos. Esto se debe a que las tarifas eléctricas también se vieron afectadas por el IVA, que termina por reducir los ingresos de los pobres debido a los mayores gastos.

Por región
Visión de conjunto
Los datos muestran que los ingresos y gastos familiares son consistentes entre las clases de ingresos y las regiones de Filipinas. Muestra que la clase media-alta a la superior tiene un gasto o gasto menor que el ingreso. La discrepancia entre el ingreso y el gasto de la clase alta también muestra al menos una diferencia de 100 unidades en la región de Luzón, mientras que Visayas y Mindanao muestran un déficit de al menos 200 unidades. También se muestra que la clase de ingresos familiares de menos de 40,000 a 60,000 a 99,999 muestra una tendencia de más gasto o gasto promedio que el ingreso promedio, con instancias de ingreso promedio que son mayores que los gastos en el grupo de 60,000 a 99,999.

Ingresos y gastos anuales de las familias por clase de ingresos y región 2012

Región Ingreso promedio (en miles) Gasto promedio (en miles)
Menos de 40,000 40,000 – 59,999 60,000 – 99,999 100,000 – 249,999 Por encima de 250,000 TOTAL Menos de 40,000 40,000 – 59,999 60,000 – 99,999 100,000 – 249,999 Por encima de 250,000 TOTAL
NCR 31 51 82 176 551 379 41 61 89 172 455 325
COCHE 31 50 81 161 526 257 32 53 79 138 346 188
Región I 30 52 81 156 477 204 33 51 76 134 327 159
Región II 29 52 82 154 476 195 28 50 76 124 286 140
Región III 32 52 81 166 474 259 43 61 89 156 347 211
Región IV – A 30 51 82 167 507 284 37 58 86 159 408 243
Región IV – B 31 50 80 150 490 179 31 47 77 124 332 138
Región V 29 51 81 148 472 162 32 53 82 138 367 163
Región VI 29 52 80 152 516 202 32 53 77 137 371 163
Región VII 29 50 79 159 487 209 32 53 77 138 344 164
Región VIII 30 51 79 145 521 166 32 51 75 125 361 132
Región IX 29 51 79 151 501 162 28 47 68 116 341 122
Región X 31 51 79 153 543 190 31 49 70 123 369 143
Región XI 31 51 81 155 470 194 33 54 79 137 329 156
Región XII 31 50 80 150 464 163 39 61 83 140 333 140
Región XIII 32 51 80 148 492 180 34 51 75 128 334 142
ARMM 35 53 81 140 400 130 42 60 85 125 254 114

Fuente: Ingresos y gastos anuales de las familias por clase de ingresos y región

Con base en los datos recopilados por la Autoridad de Estadísticas de Filipinas, la región con los ingresos más altos es la región de la Capital Nacional, mientras que la más baja es la del ARMM

Análisis regional
Las regiones han tenido un crecimiento estable y sustancial en sus coeficientes de Gini debido a la correlación negativa entre el crecimiento dentro de cada región y la desigualdad experimentada en la región. La medida de crecimiento entre cada región se basará en el Plan de Desarrollo de Filipinas 2011 – 2016; un marco de crecimiento inclusivo, que es un gran crecimiento sostenido, genera empleo masivo y reduce la pobreza. Tiene la intención de lograr un crecimiento y desarrollo económico rápido y sostenible, mejorar la calidad de vida de los filipinos, empoderar a los pobres y marginados y mejorar nuestra cohesión social como nación y servirá como guía para la formulación de políticas y la implementación de programas de desarrollo para la próxima seis años.

Coeficiente de coeficientes de Gini por región
Región 2006 2009 2012
Luzón
NCR 0.3988 0.4081 0.4028
COCHE 0.4418 0.4658 0.4675
Región I 0.3953 0.4170 0.4265
Región II 0.4216 0.4560 0.4096
Región III 0.3994 0.3821 0.4084
Región IV -A 0.4082 0.4203 0.4186
Región IV – B 0.4106 0.4116 0.4476
Región V 0.4428 0.4268 0.4233
Visayas
Región VI 0.4326 0.4309 0.4754
Región VII 0.4639 0.4711 0.4712
Región VIII 0.4828 0.5008 0.4834
Mindanao
Región IX 0.5054 0.4915 0.4592
Región X 0.4806 0.4860 0.4844
Región XI 0.4225 0.4339 0.4330
Región XII 0.4006 0.4462 0.4570
Región XIII 0.4452 0.4732 0.4397
ARMM 0.3113 0.2991 0.2882

Fuente: Razón del coeficiente GINI por regiones: 2006, 2009 y 2012

Los datos de la Tabla del índice de coeficiente de Gini por región muestran un aumento en la desigualdad de ingresos a lo largo de un período de tres años desde 2006 hasta 2012 por región.

Luzón (Fuera de Metro Manila)
La economía de la Región Administrativa de Cordillera, según el Plan de Desarrollo Regional (PDR) de NEDA, experimentó un crecimiento estacionario desde 2004 hasta 2009, pero el crecimiento económico se mantuvo positivo gracias a las infusiones de fondos del gobierno nacional en carreteras y crecimiento del Business Process Outsourcing Center (BPO). Espera lograr un crecimiento económico sostenido y equidad ambiental y una fuente de recursos sostenible entre los otros objetivos. En 2012, CAR contribuyó con P12.3 mil millones a la industria minera del país en términos de producción de minerales. La Región I o la Región Ilocos mostraron un aumento en el Producto Regional Bruto Interno y el Plan Regional de Desarrollo Ilocos para 2011 – 2016 de NEDA muestra los objetivos para lograr un crecimiento económico sostenible en agronegocios, infraestructura, comercio y turismo y oportunidades de trabajo Región II o Valle de Cagayan La región, según su PDR de NEDA, tuvo un buen desempeño desde el 2004 al 2012 con fluctuaciones en el rendimiento regional, inflación y trabajo y empleo, y tiene intenciones de oportunidades de desarrollo, con potencial industrial, comercial y turístico basado en la agricultura. Central Luzon o Región III ha tenido un crecimiento alto y sostenido como uno de los principales contribuyentes de la producción nacional con un lento descenso de 1993 a 2009. El PDR tiene como objetivo la mejora de la productividad agrícola, ingresos familiares, transporte terrestre y turismo, junto con los otros objetivos. CALABARZON también ha impulsado en su economía con respecto a su agricultura, industrias y MIPYME (Micro y Pequeñas Medianas Empresas) y la reciente urbanización de la región con otras posibilidades para proyectos de desarrollo como subdivisiones, centros de ocio y complejos industriales. Junto con la Región III, se une a NCR como las tres regiones principales con las mayores proporciones de ingresos totales generados por fuentes locales, principalmente de los ingresos tributarios. Su PDR se centra entonces en turismo e infraestructura, agronegocios y tecnologías de la información, procesos de negocios (BPO) e industrias creativas. MIMAROPA o IV Región – B es la región de más rápido crecimiento en términos de GRDP en 2007, aunque disminuyó lentamente en los últimos años debido a la tasa de crecimiento negativa en todos los sectores. Planean desarrollar aún más su conectividad física, desarrollo agrícola y turístico, desarrollo empresarial, particularmente de las micro y pequeñas empresas (MIPYMES) los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) 2015; vivienda y desarrollo de asentamientos; y buen gobierno, de acuerdo con su PDR. La Región Bicol o la Región V registra el GRDP de mayor crecimiento en 2009 debido a la explotación de minas y canteras. A pesar de lo positivo, todavía hay familias pobres en la región, principalmente debido al desempleo, arraigado en la educación y la especialización del trabajo. Sus desafíos para su PDR se centran en necesidades básicas como la educación y la vivienda y el crecimiento económico en la agricultura, la pesca, la silvicultura, la minería, las canteras, la industria manufacturera, el comercio y el turismo.

Visayas
El programa interno regional bruto (GRDP, por sus siglas en inglés) de Visayas Occidental creció a un promedio anual de 5.9 por ciento de 2004 a 2009. Esto fue notablemente más alto que el crecimiento nacional de 4.7 por ciento durante esos años. El crecimiento se debió principalmente al sector de la industria, principalmente debido a la fabricación y extracción de carbón en la isla de Semirara, Caluya y Antique. Western Visayas también es conocida por su economía basada en la agricultura, que logró crecer de manera constante en un 3,0 por ciento desde 2004 hasta 2009, excepto en 2004, donde creció un notable 7,0 por ciento. La construcción de infraestructura en los últimos años dio como resultado la expansión de la sección de la industria. Debido a este crecimiento, la economía de Western Visayas aumentó su contribución al Producto Interno Bruto en 2009 a 7.6 por ciento desde el 7.3 por ciento en 2008.

En Visayas Central, la meta a largo plazo es que sea el principal centro de crecimiento en el país, que guiaría a la economía filipina a mayores alturas. El objetivo es tener Visayas Central conocida a nivel local e internacional como el principal destino turístico y el centro de comercio e industria en el país. El gobierno de Booth y los sectores privados trabajarán juntos para acelerar el crecimiento de la economía regional a un promedio de 7.2 por ciento a 7.7 por ciento para 2011-2016.

De 2004 a 2009, el producto interno bruto regional (GRDP) de Visayas Oriental creció a una tasa promedio de 3.6 por ciento. Esto no alcanzó el objetivo del PDR del 6.1 por ciento y la tasa de crecimiento nacional del 4.8 por ciento. La contribución de la región a la economía nacional se mantiene en el 2.2 por ciento. La disminución en 2009 se debió en gran parte a las fuertes lluvias y la infestación de plagas y enfermedades en las principales áreas de producción. El mayor contribuyente a la economía regional son los subsectores de la agricultura y la pesca, que representan el 33,5 por ciento del GRDP de la región.

Mindanao (fuera del ARMM)
En 2012, la tasa de desempleo bajó al 4.6 por ciento después de haber sido del 5.0 por ciento en 2010. Esto se tradujo en 48 mil nuevos empleos y estaba muy por encima del objetivo de 45 a 50 mil nuevos empleos por año. La tasa de subempleo disminuyó a 26.2 por ciento en 2012 desde 28 por ciento en 2010, pero sigue siendo mucho más alta que la meta del 20 por ciento al final del plan.

El empleo en la región aumentó en un 2,79 por ciento entre 2010 y 2012, un poco más que el promedio nacional de 2,16 por ciento. Su contribución a la tasa de crecimiento nacional es de aproximadamente 0,14 por ciento, el octavo más alto entre las 17 regiones. Durante el mismo período, los trabajadores asalariados aumentaron en 4.92 por ciento. Sin embargo, sigue habiendo una gran proporción del sector ocupado que son familiares no remunerados y trabajadores a tiempo parcial. La alta tasa de subempleo de la región puede implicar en parte una alta incidencia de trabajadores en el sector informal, incluidos los que se encuentran en áreas rurales y / o agrícolas.

La región registró el segundo ingreso familiar anual promedio más alto en Mindanao en 2009, aunque menor que el promedio nacional. Entre 2006 y 2009, el ingreso familiar anual aumentó en 16.2 por ciento de PHP 142,000 a PHP 165,000. En promedio, los ingresos aumentaron en 5.4 por ciento anual excediendo el objetivo de RDP de la región de cinco por ciento. El ahorro familiar anual promedio en la región también aumentó, pero a un ritmo más lento del cuatro por ciento, de PHP 25,000 en 2006 a PHP 26,000 en 2009. Sin embargo, dicha tasa de crecimiento está por debajo del objetivo de ahorro de la región del dos por ciento.

ARMM
El ARMM tiene los ingresos más bajos de todas las regiones porque tiene una escasez de buenas carreteras y buen transporte, así como dificultades logísticas. Otra razón detrás del bajo ingreso promedio del ARMM es la insurgencia islámica en curso, que desplaza a muchas familias, lo que causa problemas al gobierno en la implementación de políticas que ayudan a aliviar la pobreza.

Sin embargo, la razón principal por la cual ARMM gana muy poco a pesar de su autonomía es que el 93-94% de sus fondos todavía se derivan del Gobierno Nacional a través de la asignación de ingresos internos o IRA. Como resultado, es muy dependiente del gobierno central. Esta adjudicación o concesión de impuestos nacionales se otorga a cada unidad del gobierno local porque está ordenada por el Artículo X, Sección 6, de la Constitución Filipina de 1987.

NCR
La Región de la Capital Nacional, o NCR, por otro lado, tiene los ingresos más altos de todas las regiones, principalmente porque es el centro económico, sociocultural y político del país.Económicamente, esto se puede ver en Makati y Ortigas, que son los distritos comerciales centrales de la región. Esta región es también la sede del gobierno filipino, a pesar de que Manila está designada como la capital oficial.

Otra razón principal por la cual NCR tiene los ingresos más altos es porque más del 50% de sus ingresos se genera a partir de impuestos locales y otras fuentes de ingresos, mientras que el resto proviene de la subvención de ingresos internos. Además, el NCR destina entre el 12% y el 13% de sus ingresos a la educación y tiene una gran cantidad de ahorros, lo que garantiza su independencia del gobierno nacional. Sin embargo, NCR es el mayor prestatario de todas las regiones, por lo que también tiene la mayor deuda al mismo tiempo.

Conexión con la corrupción
Una de las principales causas de la desigualdad de ingresos en Filipinas es su cultura política. Es un sistema de botín que se basa en las relaciones entre los líderes de los partidos políticos con otros políticos y élites locales. Por lo tanto, este sistema cliente-cliente ha creado un sistema en el que un pequeño número de familias poderosas y ricas controlan el sistema político. Debido a esto, los poderosos políticos pueden ocupar posiciones gubernamentales designadas con sus aliados y también evitar que personas más merecedoras sin conexiones puedan servir, negando así la igualdad de oportunidades en el gobierno.

Este sistema cliente-patrón que causa corrupción y corrupción desenfrenada mantiene una sociedad que discrimina a los pobres en favor de las personas y negocios conectados, como se ve en un sistema de tributación sesgado donde el beneficio bien conectado. Además, el gasto social para los marginados se reduce porque el dinero se destina a quienes tienen conexiones y los proyectos del gobierno van a los bien conectados. Por lo tanto, el gobierno no puede distribuir los recursos de manera equitativa.

Con base en los datos que se muestran en un documento de trabajo del FMI escrito por Sanjeev Gupta, Hamid Davoodi y Rosa Terme, la corrupción perpetúa la desigualdad del ingreso porque causa una distribución desigual de la propiedad de los activos y el acceso a la educación. Una cantidad extremadamente alta de corrupción también reduce la progresividad del sistema impositivo y afecta el gasto social. La causa de esto es que la corrupción afecta negativamente tanto el aumento de los ingresos como del gasto público.

Conexión con la educación
Una de las principales causas de la desigualdad de ingresos en Filipinas se puede remontar a la desigualdad educativa. Según un estudio realizado por José De Gregorio, la desigualdad de ingresos aumenta con la desigualdad educativa. Según el Censo de población y vivienda 2010 de Filipinas, existe una desigualdad en el más alto nivel de logro educativo entre hombres y mujeres de 5 años o más.

Cumplimiento educativo de la población de los hogares (a partir de 2010)

Mayor logro educativo Total Masculino Hembra
Primaria y abajo 22,507,670 12,130,365 10,377,305
Graduado de preparatoria 15,676,471 7,545,077 8,131,394
Graduado de la Universidad 8,291,282 3,642,352 4,648,930

Una de las principales causas de la desigualdad de ingresos en Filipinas se puede remontar a la desigualdad educativa. Según un estudio realizado por José De Gregorio, la desigualdad de ingresos aumenta con la desigualdad educativa. Según el Censo de población y vivienda 2010 de Filipinas en la tabla anterior, existe una desigualdad en el nivel educativo más alto entre hombres y mujeres de 5 años o más.

La correlación entre desigualdad de ingresos y desigualdad educativa fue presentada en un trabajo de investigación del Instituto Filipino de Estudios para el Desarrollo que reveló que “las desigualdades en los ingresos, así como las desigualdades en el trabajo y la educación han proporcionado barreras para que los [filipinos] participen en ] procesos de crecimiento “.

Por nivel educativo del jefe de hogar
A partir de 2009

Logro educativo del jefe de hogar Tasa de recuento de la pobreza Distribución de los pobres Distribución de la población
En la mayoría de los graduados de primaria 32.6 96.1 78.0
Algún instituto 7.5 3.3 11.7
Más allá de la escuela secundaria 1.6 0.6 10.3
Total 26.5 100.0 100.0

En base a los datos recopilados por Albert et. al, “la educación se correlaciona con el nivel de vida: prácticamente diecinueve de cada veinte personas pobres en 2009 pertenecen a hogares donde las cabezas tienen poca o ninguna escolaridad. La falta de educación del jefe de hogar limita las posibilidades de ingresos del hogar”.

Jóvenes fuera de la escuela
Con base en la Encuesta de Alfabetización Funcional, Educación y Medios de Comunicación de 2013, que tuvo un tamaño de muestra de 36 millones de filipinos de entre 6 y 24 años, el 19.2 por ciento de los encuestados mencionó el “ingreso familiar insuficiente” como su razón principal para no asistir a la escuela.

Albert, Dumagan y Martínez revelaron en su estudio titulado Desigualdades en ingresos, trabajo y educación: El desafío del crecimiento inclusivo que, “La educación es la mejor seguridad para un futuro mejor, pero los costos de oportunidad para las familias pobres para enviar a sus hijos a la escuela son bastante alto, especialmente porque se espera que los niños ayuden en el ingreso y el sustento del hogar “. Además, su estudio mostró que “cuando los niños están en la escuela y participan en alguna actividad laboral, es más probable que abandonen la escuela. La proporción de estos niños en el trabajo aumenta con la edad, y es más alta entre los niños que entre las niñas De estos niños en el trabajo, cerca de novecientos setenta mil provienen de familias pobres “.

Impuestos y desigualdad de ingresos
Consumo y otros impuestos indirectos
Un factor que contribuye a la desigualdad de ingresos en las Filipinas es el sistema impositivo ya que se centra en los impuestos al consumo que se basan en cuánto consume o compra una persona, independientemente de los ingresos. Como las clases de bajos ingresos deben gastar más para satisfacer sus necesidades diarias, terminan pagando más impuestos sobre el consumo, a diferencia de las clases de altos ingresos, que pueden ahorrar dinero después de satisfacer sus necesidades.

Los impuestos indirectos, no solo el IVA, son intrínsecamente regresivos porque perjudican más a los pobres que a los ricos. Esto se debe a que los contribuyentes, como los propietarios y los empresarios, simplemente pueden pasar estos impuestos a la gente común, por lo que experimentan una pérdida de ingresos y el aumento de los precios de los bienes y servicios. Esto sucede porque estos contribuyentes pueden agregar los impuestos que tienen que pagar a los precios de sus bienes, transfiriendo así la carga al consumidor.

Impuesto sobre la renta
Sin embargo, el impuesto a la renta también se convierte en un factor de desigualdad de ingresos porque según la Asociación de Administración Tributaria de Filipinas, los trabajadores filipinos pagan el mayor impuesto sobre la renta en toda la región de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN). Un trabajador filipino promedio tiene un impuesto del 32% siempre que gane más que el salario mínimo. Estos asalariados mínimos son los únicos que están exentos de impuestos. Las corporaciones tributan menos que las personas que ganan a una tasa impositiva del 30%.