Galería de presidentes, palacio de São Bento

En la Galería de Presidentes, que da acceso a la Oficina del Presidente de la Asamblea de la República, se encuentran los retratos del Presidente de la Asamblea Constituyente, Henrique de Barros, de Pedro Girão (1997), y los 12 ex Presidentes de la Asamblea de la República, Vasco da Gama Fernandes, Teófilo Carvalho dos Santos, ambos también por Pedro Girão (1997), Leonardo Ribeiro de Almeida, por Fernando Alves de Sousa (1997), Francisco de Oliveira Dias, por Maria Antónia Machado (1997 ), Manuel Tito de Morais, de Pinheiro de Santa María (1998), Fernando Amaral de Fernando Alves de Sousa (1997), Victor Crespo, de Maluda (1997), António Barbosa de Melo, de Ana Duarte de Almeida (1997), António Almeida Santos, de António Macedo (2002), João Bosco Mota Amaral, de João Cruz Rosa (2005), Jaime Gama, Isabel García (2011) y Maria da Assunção Esteves,Isabel Guerra Peñamaria (2016).

En este corredor se encuentra la mesa de la Presidencia de la antigua Cámara de Diputados (1834-1895), un escaparate donde se presentan algunas de las ofertas institucionales a los Presidentes de la Asamblea de la República y también se muestra un caso con un caso con un mecanismo fabricado por los maestros relojeros de Londres William Trippett y Jacob Garon, a principios del siglo XVIII, que pertenecían al Monasterio de São Bento.

Retrato de Henrique de Barros, Pedro Girão, 1997.
Retrato de Vasco da Gama Fernandes, Pedro Girão, 1997.
Retrato de Teófilo Carvalho dos Santos, Pedro Girão, 1997.
Retrato de Leonardo Ribeiro de Almeida, Fernando Alves de Sousa, 1997.
Retrato de Francisco de Oliveira Dias, Maria Antónia Machado, 1997.
Retrato de Tito de Morais, Pinheiro de Santa María, 1998.
Retrato de Fernando Amaral, Fernando Alves de Sousa, 1997.
Retrato de Vítor Crespo, Maluda, 1997.
Retrato de Barbosa de Melo, Ana Duarte de Almeida, 1997.
Retrato de Almeida Santos, António Macedo, 2002.
Retrato de Mota Amaral, João Cruz Rosa, 2005.
Retrato de Jaime Gama, Isabel García, 2011.
Retrato de Maria Assunção Esteves, Isabel Guerra Peñamaria, 2016.

Oficina del Presidente
La oficina del Presidente de la Asamblea de la República presenta piezas de mobiliario, pintura, textiles y porcelana en su decoración.

Con respecto a los muebles, este espacio está ocupado, en particular, por un gran gabinete de estilo holandés en madera marrón, con cuatro puertas y dos cajones, con una columnata lateral y central, cojines elevados y el respectivo relieve tallado en relieve. representando animales mitológicos, entre otros. La mesa de trabajo también es grande, de forma rectangular, hueca en el área central, con seis cajones anteriores y seis posteriores, estos falsos, con asas o recortes y accesorios de latón dorado en forma de ancla, siendo la parte superior correspondiente forrado con piel roja. Una de las esquinas del espacio bajo análisis está decorada con una pequeña estantería giratoria de caoba. La mesa de reuniones tiene una forma rectangular y ovoide, con una tapa cubierta en el mismo tono que el escritorio y rematada con filetes dorados grabados, y apoyada sobre patas y pies rectangulares. Las sillas a su alrededor consisten en sillones copiados de los originales utilizados por los Diputados Constituyentes de 1834, con un asiento de terciopelo y un respaldo hueco lleno de hexágono. El resto del mobiliario consta de un sofá y dos mesas, tapizadas en tela de chenil en tonos naranjas, y dos pequeñas mesas de soporte circulares rematadas por lámparas de porcelana beige en forma de maceta.

También en la línea de muebles dignos de referencia hay una lámpara de araña clásica en bronce dorado y con 24 brazos.

En cuanto a los textiles, en este gabinete hay dos piezas dignas de mención y de alta calidad, a saber, un tapiz italiano del siglo XVII y una alfombra Arraiolos reciente, ambas de grandes dimensiones.

El tapiz italiano, de forma policromada y rectangular, representa la primera familia bíblica, Adán y Eva con Caín y Abel, y es la doble autoría de Pietro Ferloni (tejedor) y Domenico Paradisi (pintor), que se coloca en una pared al lado del mesa. reuniones La alfombra anteriormente mencionada, también policromada, sobre la que descansa la mesa y las sillas, tiene una decoración vegetal, con una banda simétrica y rematada por flecos.

En relación con la pintura, la pared al lado del escritorio de trabajo está llena con una pintura al óleo sobre lienzo del siglo XVII del pintor francés Jean de Boulogne (1591-1632), titulada “Mercurio y Argus”, y que representa en un marco bucólico. Estos dos personajes mitológicos. Esta obra de la colección del Museo Nacional de Arte Antiguo está en depósito en la Asamblea de la República.

Presidencia de sala de estar
La actual sala de visitas de la Presidencia de la Asamblea de la República, donde se reunió el Consejo de Ministros durante el Estado Novo, presenta en su decoración piezas de pintura, mobiliario, cerámica, escultura y textiles.

En relación con la pintura, una de las paredes está decorada con un óleo alegórico sobre lienzo de la colección del Museo Nacional de Arte Antiguo (MNAA), titulada “Minerva y las artes” y atribuida a Louis Jean François Lagrenée (siglo XVIII). , y en la pared opuesta hay un retrato de D. Carlos I de José Malhoa (siglo XIX).

Con respecto a los muebles, el espacio se llena con un conjunto compuesto parcialmente por un sofá y siete sillones de estilo Luis XVI, así como ocho sillas (cinco con brazos y tres sin brazos) en caoba con un asiento de cuero estilo Chippendale.

La decoración respectiva también comprende dos elevaciones con una vitrina de cuatro cajones con piezas expuestas, algunas ofrecidas al Presidente en viajes oficiales; cuatro pequeñas mesas de soporte rectangulares rematadas por cuatro lámparas de porcelana tallada (Fábrica Vista Alegre), dos mesas circulares de estilo Empire II con una tapa elíptica de mármol verde, un espejo dorado rematado por una cornisa de jarrón estilo D. Maria e con motivos vegetales de principios del siglo XIX. siglo. Finalmente, una lámpara de araña de bronce y cristal en forma de ducha se suspende del techo.

Al llenar una de las mesas de esquina elípticas, se puede ver un pequeño busto de yeso, una figura representativa de la República, por Simões de Almeida, sobrino. En el otro, se aprecian dos pequeñas ollas de barro (colección MNAA).

En la parte superior de la chimenea, hay un juego de relojes y dos candelabros franceses del siglo XIX, en mármol negro y adornos de bronce mate, que detectan los signos del zodíaco y un par de mitología grecorromana (Cronos y Reia, o Júpiter y Juno).

El piso está cubierto por una gran alfombra Arraiolos, policromada y de forma rectangular, con decoración simétrica y vegetal.

Palacio de São Bento
El Palacio de São Bento es un palacio de estilo neoclásico ubicado en Lisboa, siendo la sede del Parlamento de Portugal desde 1834. Fue construido a finales del siglo XVI (1598) como un monasterio benedictino (Monasterio de San Benito Salud) para las huellas de Baltazar Álvares, de carácter manierista y barroco. Allí se instaló el Archivo Nacional de Torre do Tombo. Con la extinción de las órdenes religiosas en Portugal se convirtió en propiedad del Estado. En el siglo XVII, se construyeron las criptas de los marqueses de Castelo Rodrigo.

Después del establecimiento del régimen liberal en 1834, después de la Guerra Civil portuguesa, se convirtió en la sede de las Cortes Gerais da Nação, que se conoce como el Palácio das Cortes. Tras los cambios en el nombre oficial del Parlamento, el Palacio también recibió varios nombres oficiales: Palácio das Cortes (1834-1911), Palácio do Congresso (1911-1933) y la Asamblea del Palacio Nacional (1933-1974). A mediados del siglo XX, se comenzó a utilizar la designación de Palácio de S. Bento, en memoria del antiguo Convento. Esta denominación se mantuvo después de 1976, cuando se convirtió en la sede de la Asamblea de la República.

A lo largo de los siglos XIX y XX, el Palacio se sometió a una serie de importantes obras de remodelación, tanto interiores como exteriores, que lo hicieron casi completamente distinto del antiguo Monasterio, del cual la remodelación de Ventura Terra y en 1936 la escalera monumental, agregada por António. Lino y completado por Cristino da Silva. El Palacio tiene un cuerpo central con arcadas en el nivel del suelo y sobre estas galerías con columnas, rematadas por un frontón triangular decorado con estucos. El interior es igualmente grandioso, lleno de alas, y la Sala de Sesiones de la Cámara de Diputados, la Sala de los Pasos Perdidos, el Salón Noble, entre otros, así como obras de arte de diferentes períodos en la historia de Portugal. El Palacio también incluye un Museo Histórico, que fue clasificado como Monumento Nacional en 2002.

En 1999, se inauguró el nuevo edificio, que apoya la Asamblea de la República. Ubicado en la plaza de S. Bento, el nuevo edificio, un proyecto de 1996 del arquitecto Fernando Távora, aunque conectado al palacio por acceso interior directo, fue construido a propósito para ser una estructura autónoma para no comprometer o caracterizar mal diseño del palacio