Categories: Gente

Fornasetti

Piero Fornasetti (Milán, 10 de noviembre de 1913 – Milán, octubre de 1988) fue un pintor italiano, escultor, decorador de interiores, grabador, fabricante de impresoras, diseñador y creador de más de once mil objetos, escenógrafos y disfraces. Nivel italiano

La lección fundamental que proviene de su trabajo es el rigor, acompañado de una intensa fantasía, un elegante y velado humor.

Hoy en día es más común ver el estilo de Fornasetti en la moda y accesorios de habitación como bufandas, corbatas, lámparas, muebles, platos de porcelana y mesas.

Fornasetti nació de una familia rica de la burguesía milanesa. En 1930 ingresó en la Academia de Bellas Artes de Brera pero fue expulsado dos años después por insubordinación. Luego se inscribió en la Escuela Superior de Artes Aplicadas de la Industria del Castillo Sforzesco, también en Milán. Ha creado una de las mayores producciones de objetos y muebles del siglo XX, no tanto para la impresión de objetos individuales sino para la diversidad de decoraciones.

Vivió la mayor parte de su vida en Milán, asistiendo a la Brera Art Academy de 1930 a 32 cuando fue expulsado por insubordinación.

Aunque sus obras fueron producidas a menudo en piezas individuales, Fornasetti fue muy importante para la cultura italiana de diseño industrial.
Piero della Francesca, Giotto, pinturas pompéicas, frescos del Renacimiento y pintura metafísica, de los que no dejó de inspirarse, hicieron del virtuosismo su distinción artística.

Desde 1933 Piero comenzó su presencia en el Triennali di Milano, participó por primera vez en ese año con una serie de bufandas de seda impresas. En 1940 (con motivo de la VII Trienal) conoció a Gio Ponti, nació un largo período de colaboración y comenzó a publicar sus obras en la revista de diseño y arquitectura Domus y Stile. A partir de 1940 a ’42 él diseñó las lunas en la comisión del mismo Juan Ponti.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se exilió en Suiza entre 1943 y 1946. Creó más de 11.000 artículos, muchos de ellos con la cara de una mujer, la soprano lírica Lina Cavalieri, como motivo. Fornasetti encontró su rostro en una revista del siglo XIX. “¿Qué me inspiró para crear más de 500 variaciones en la cara de una mujer?” Pregunta el diseñador italiano, Piero Fornasetti de sí mismo. “No sé”, admite, “empecé a hacerlas y nunca me detuve”. La serie de placas “Tema e Variazioni”, basada en la cara de Cavalieri, tenía más de 350.

Related Post

De 1943 a 1946 se retiró a Suiza donde produjo carteles y litografías para eventos de teatro y revistas.

En 1970 dirigió, junto con un grupo de amigos, la Galería Bibliofili, donde exhibió tanto su producción como la de artistas contemporáneos.

Después de la muerte de Gio Ponti (1979), Piero abrió la tienda “Theme and Variations” en Londres en 1980, lo que revive el interés por su trabajo en el extranjero, donde ya era ampliamente conocido.

Otras características comunes en su trabajo incluyen el uso intensivo de blanco y negro, el sol y el tiempo. Su estilo recuerda a la arquitectura griega y romana, por la que fue fuertemente influenciado.

Su hijo, Barnaba Fornasetti, continúa diseñando en nombre de su padre.

Después de la muerte de Piero, en octubre de 1988, su hijo Barnaba Fornasetti continuó siendo parte del negocio de su padre.

En 1942 pintó en Padua el Palazzo del Bo, en 1947 expuso en la VIII Trienal de Milán una serie de motivos decorativos de cerámica, también encargada por Gio Ponti. En 1950 también decoró los interiores del casino de Sanremo y la pastelería “Dulciora” de Milán. También en 1950, entre los muchos otros logros en el campo del diseño industrial, dio vida a Sun, una silla de madera lacada decorada con un diseño que representa un sol lleno en el asiento y mitad en el respaldo; La silla, con una forma muy geométrica y estilizada, está disponible en un solo color: amarillo en contraste fuerte con las piernas negras. La colaboración con Gio Ponti continúa y en 1951 realizó para Casa Lucano el primer ejemplo de completa decoración de interiores. En 1952 decoró los interiores del transatlántico “Andrea Doria”, y también trató con los de otro transatlántico: el Gran Conde. De 1955 a 1958 se dedicó a la creación de la “Sala Metafísica” y en 1987, en colaboración con Patrick Mauries, hizo un libro sobre todas las obras en su poder que contenían toda la vida artística del artista italiano.

Share