Museo de Diseño de Barcelona, ​​España

Barcelona Design Museum (catalán: Museu del Disseny de Barcelona), es un nuevo centro del Instituto de Cultura de Barcelona, ​​que trabaja para promover una mejor comprensión y un buen uso del mundo del diseño, actuando como museo y laboratorio. Se enfoca en 4 ramas o disciplinas de diseño: diseño de espacios, diseño de productos, diseño de información y moda.

El Museo del Diseño de Barcelona es un museo que se inauguró en diciembre de 2014, dependiendo del Instituto de Cultura de Barcelona, ​​que se origina en la integración de las colecciones del Museo de Artes Decorativas, el Museo de Cerámica, el Museo de Textiles y Ropa y el Oficina de Artes Gráficas. El museo está ubicado en el edificio Design Hub Barcelona, ​​en la Plaça de les Glòries Catalanes, compartiendo su sede con el Foment de les Arts i del Disseny (FAD) y el Barcelona Centre de Disseny (BCD), dos instituciones pioneras en la promoción y Desarrollo del diseño en Cataluña.

El Museo es el resultado de la fusión de varios museos existentes anteriores, como el Museu de les Arts Decoratives, el Museu Tèxtil i d’Indumentària y la colección Gabinet de les Arts Gràfiques. La apertura de la nueva sede, ubicada en la Plaça de les Glòries, junto a Torre Agbar, se realizó gradualmente durante 2014.

Historia

Orígenes (1888)
Barcelona ha sido una ciudad históricamente vinculada al diseño desde la Exposición Universal de Barcelona (1888) y el uso de los pabellones como sede de los primeros museos de arte de la ciudad desde 1891. En 1902 abrió el Museo de Arte. Decorativo y arqueológico en el edificio del antiguo arsenal de la Ciutadella y en 1903 comenzó a caminar el Fomento de las Artes Decorativas. Durante el siglo XX se crearon en la ciudad varias instituciones museísticas relacionadas con el mundo del diseño. A diferencia de otros museos, de origen real y suntuario, una gran parte de los fondos de estos museos que comenzaron en Barcelona fueron donaciones de coleccionistas, empresas y creadores de Barcelona. Todos estos museos están actualmente en proceso de fusión para crear el futuro Museo del Diseño de Barcelona.

Museo de Artes Decorativas (1932)
El Museo de Artes Decorativas, inaugurado en 1932 en el Palacio Real de Pedralbes, tenía una representación rica y diversa de las artes decorativas europeas, desde la Edad Media hasta la industrialización. Sus colecciones consistían en una gran colección de diseño industrial y objetos de artes decorativas, incluidos gabinetes, carruajes, muebles, papel tapiz, relojes, aparadores, tapices y vidrio. La colección del Museo de Artes Decorativas se expandió gradualmente. El museo a menudo actuó como una palanca, o como un embrión, para otros museos locales relacionados con el diseño, que se crearon en la ciudad durante el siglo XX.

En 1995, el Museo de Artes Decorativas amplió su alcance temporal con la incorporación del diseño, convirtiéndose en el primer y único museo en todo el estado en conservar y exhibir el diseño industrial español. Su colección de diseño de productos tiene una representación nacional muy significativa, tanto por el número de objetos como por los autores representados y en constante crecimiento.

Gabinete de Artes Gráficas (1942)
La Oficina de Artes Gráficas se abrió en 1942 en el Poble Espanyol. Era un pequeño museo dedicado al diseño de la comunicación visual. Las colecciones del Gabinete incluyeron muestras significativas de tipografía (punzones, matrices de grabado, placas calcográficas) e impresas, desde encuadernación hasta empaques y etiquetas o carteles. Este espacio se cerró más tarde y la colección se mantuvo en las reservas del Palacio Real de Pedralbes, en espera de la sede final del edificio DHUB.

Museo de Cerámica (1966)
Fundado en 1966, el Museo de la Cerámica se encuentra en el Palau de Pedralbes desde 1990. La colección permanente presentaba las obras más significativas de la cerámica española que destacaban por su singularidad y valor artístico. Este patrimonio cerámico es el resultado de la preservación de restos arqueológicos y la colección de la sociedad civil. Destacan las piezas medievales del período almohade, las producciones mudéjares de Aragón, Cataluña y Valencia, la loza hispano-morisca de Paterna y Manises, los azulejos y azulejos policromados de la Edad de Oro y las unidades del período rococó de Alcora. y las creaciones de artistas contemporáneos.

Museo Textil y de Ropa (1982)
El Museo Textil y de Ropa se estableció oficialmente en 1982, pero también fue el resultado de la fusión de tres museos / colecciones previamente existentes (el Museo Textil del Antiguo Hospital de la Santa Cruz), el Museo de los Fines ubicado en el Palacio. de la Virreina, y el Museo de Ropa-Colección Rocamora en el Palacio del Marqués de Lyon). En 1982, los tres museos referenciados se fusionaron en uno: el Museo de Textiles y Ropa.

Este nuevo Museo Textil y de Ropa tenía una colección de objetos relacionados con la ornamentación del cuerpo humano: ropa, joyas, accesorios y accesorios, así como una rica colección textil, desde telas coptas hasta textiles. industrial. Destacan las colecciones de encajes, bordados, ropa litúrgica y tapices. Con respecto a la colección de ropa, el Museo permitió un recorrido histórico de la tela, desde el siglo XVI hasta la actualidad. Las colecciones del museo incluían telas coptas, hispanas, góticas y renacentistas, así como bordados, una sección de encaje y estampados. También vale la pena mencionar la colección de joyas, compuesta por unas 500 piezas fabricadas y producidas en España.

En 1993, el Museo Textil y de Ropa inauguró una nueva exposición permanente de la colección histórica de telas y ropa, y desde 2003 las exposiciones se han dedicado a propuestas. relacionado con la cultura de la moda.

A diciembre de 2014, todo este patrimonio forma parte del Museo del Diseño de Barcelona. Su legado de textiles (y fotografía de moda) se divide entre la Colección de Arte Textil y Ropa Histórica, y la Colección de Diseño de Moda, con las joyas convirtiéndose en parte de las Artes Decorativas.

Museo del Diseño de Barcelona (2014)
A finales del siglo XX, el Ayuntamiento se propuso crear un solo centro, un espacio integral que permitiera al público comprender el diseño en su consideración más amplia. Se decidió construir un espacio donde se ubicaran todas las colecciones y fondos patrimoniales de Barcelona relacionados con el mundo del diseño, y se encargó a Oriol Bohigas que construyera un edificio en la Plaça de les Glòries. Originalmente se llamaba el Museo del Diseño de Barcelona.

Durante unos años, el proyecto del museo y el edificio recibieron el mismo nombre, Disseny Hub Barcelona (DHUB). El objetivo del proyecto era crear un centro dedicado a promover la comprensión y el buen uso del mundo del diseño, actuando como museo, centro y laboratorio. El proyecto se centró en 4 disciplinas en el mundo del diseño: diseño de espacios, diseño de productos, diseño de información y diseño de moda. Quería convertirse en un punto de encuentro o núcleo de una red formada por personas e instituciones vinculadas al mundo del diseño que compartirán información relevante relacionada con el sector. El objetivo era estimular tanto la investigación como la actividad económica vinculada al mundo del diseño, utilizando tanto la equidad como un análisis continuo del presente del mundo del diseño. Durante este período, el museo se dividió en 2 espacios en la ciudad de Barcelona, ​​el DHUB (Calle de Montcada, 12) y los Museos DHUB en el Palacio Real de Pedralbes (Avenida Diagonal, 686).

Con la nueva dirección tomada por Pilar Vélez en 2012, el proyecto cambió de rumbo y el concepto del edificio (Disseny Hub Barcelona) se separó del museo (Museu del Disseny de Barcelona). La nueva línea discursiva se centra en generar discurso desde las artes decorativas hasta el diseño y las artes aplicadas contemporáneas. El nuevo museo se inauguró el 13 de diciembre de 2014 y tuvo días abiertos hasta el 31 de enero de 2015. El nuevo museo tiene más de 70,000 objetos decorativos, diseñados y artísticos resultantes de la integración de las cuatro colecciones.

Edificio Disseny Hub Barcelona
El Museo del Diseño tiene su final en el edificio Disseny Hub Barcelona, ​​en la Plaça de les Glòries. Es un edificio diseñado por el equipo de MBM arquitectes, formado por Josep Martorell, Oriol Bohigas, David Mackay, Oriol Capdevila y Francesc Gual. El edificio se inició en julio de 2009, cuando el entonces Ministro de Cultura Joan Manuel Tresserras y luego el alcalde Jordi Hereu pusieron la primera piedra. El museo se inauguró oficialmente el 14 de diciembre de 2014. El edificio tiene dos partes: una subterránea, que aprovecha el cambio de nivel causado por la remodelación de la plaza, y otra que emerge sobre el nivel de la calle, con una forma paralelepípeda. .

Edificio inferior
Las actividades más densas, como la sala de exposiciones principal, reservas, investigación y enseñanza, servicios de alto tráfico, se ubicarán en dos pisos y un entrepiso. La iluminación natural y la relación con el exterior, a pesar de ser una bodega, se obtendrá con el pozo producido por la diferencia de niveles, reforzado con la lámina de agua reflectante, una especie de gran patio inglés. Esta iluminación se verá reforzada con seis tragaluces que emergerán en el espacio público y que pueden utilizarse como escaparates de los contenidos y las actividades del Centro. Al mismo tiempo, el techo del piso subterráneo es un espacio público, que está tapizado con una alfombra verde hecha de elementos naturales o artificiales que garantizan la sostenibilidad y el fácil mantenimiento. También se instala un lago, que se utiliza para relacionar los diferentes niveles del edificio. En el exterior, dentro de la superficie del agua también hay una obra del artista Madola dedicada a Trinidad Sánchez-Pacheco, directora del antiguo Museo de Cerámica de Barcelona. La nueva sede se inauguró en 2014, luego de un proceso de reubicación.

Edificio superior
Según la planificación, ocupará el espacio mínimo en el piso para no reducir el espacio para uso público. Será en voladizo a la plaza, permitiendo así el edificio planeado. El conjunto de los dos cuerpos que conformarán el centro se ingresará a través de una sola sala con doble acceso: en el nivel +7 m., Desde la calle Ávila, y en el nivel +14,5 m., Desde la plaza. Este vestíbulo será una especie de calle o plaza pública, o semipúblico, casi un pasadizo para conectar Plaça de les Glòries, Poblenou y la estación de metro y el posible intercambiador. Desde esta plaza semipública llegarás a todos los servicios ubicados en los sótanos y, a través de un sistema de escaleras, escaleras mecánicas y ascensores, a todos los pisos superiores, de diferentes dimensiones y características, pero formando una unidad continua hasta llegar a la conferencia. habitación. El exterior del edificio utiliza solo dos materiales: placas de metal (zinc o aluminio) y vidrio, de modo que, en su conjunto, tiene un aspecto industrial con reflejos metálicos.

Sustentabilidad
El edificio Disseny Hub Barcelona ofrece un alto grado de calidad ambiental, sostenibilidad y suficiencia energética. El edificio tiene la calificación de sostenibilidad más alta posible (clasificación A). Se pueden identificar los capítulos más importantes: sostenibilidad pasiva (materiales y estructura de las fachadas masivas y acristaladas, almacenamiento y tratamiento de residuos, sistemas preindustrializados, protección solar y aislamiento, etc., dentro de los criterios de la Insignia de Garantía de Calidad Ambiental de la Generalitat y la etiqueta ecológica de la UE), saneamiento (red de separación para la reutilización del agua de lluvia), fontanería (control de consumo mínimo y regulación de flujo, colectores solares para la producción de agua caliente por un mínimo del 70%), aire acondicionado (enfriamiento refrigerado por aire de alto rendimiento plantas, bajo nivel de ruido y protección contra el ruido, recuperación de calor en plantas de enfriamiento, calderas de gas natural, enfriamiento libre cuando las condiciones exteriores lo permiten, recuperación de calor latente en extracción de aire), electricidad (bajo consumo, detectores de presencia, probadores temporizados, paneles fotovoltaicos para uso directo de energía solar), gestión centralizada de todas las instalaciones.

Exposiciones permanentes
Del objeto único al diseño del producto
Es la exposición permanente del Museo de Artes Decorativas, presentada a través de un recorrido cronológico dividido en dos partes. En el primero, con 297 objetos, se explica la evolución de las artes del objeto desde el románico hasta el romanticismo, continuando con la evolución del diseño de productos desde la Revolución Industrial, con énfasis en los diseños catalanes. Puedes ver cajas de novia, camas, sillas, cómodas, platos, abanicos o relojes, entre otros. La segunda parte de la exposición muestra, con 442 piezas, una representación de la evolución del diseño industrial en España.

El cuerpo vestido
La exposición, realizada en parte con la colección del Museo Textil y de Ropa, analiza cómo, a lo largo de la historia, la ropa ha afectado y modificado la imagen del cuerpo humano, comprimiéndolo o soltándolo en función de la moral, la sociedad y la estética de cada época. La exposición se complementa con una selección de material gráfico (fotografías, grabados antiguos …) La exposición fue nombrada uno de los 116 iconos turísticos de Cataluña, una recopilación de los símbolos más representativos de la identidad catalana realizada por la Agencia Catalana de Turismo, la Dirección General de Turismo y Artesanía de Cataluña del CCAM, la Promoción de las Artes Decorativas (FAD), el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y el Instituto de Estudios Catalanes (IEC). 9 9

Las habitaciones reales
La cámara de Alfonso XIII, la antecámara y la cámara de Victoria Eugenia forman las Habitaciones Reales del Palacio Real de Pedralbes. Recientemente restaurados, fueron construidos entre 1919 y 1924 por los arquitectos Eusebi Bona y Francesc Nebot para dar la bienvenida al Rey y su familia en sus breves y esporádicas estancias en Barcelona. Cuando el Museo de Arte Decorativo abrió sus puertas en 1932, las habitaciones reales se integraron en la ruta de exhibición, una vez que la monarquía alfonsina había caído. Se les mostró al público ya que sus antiguos ocupantes los habían dejado en el exilio, respetando en gran medida la decoración mural y los muebles existentes en las tres cámaras. A pesar de varios cambios en el régimen político sufridos durante el siglo XX (monarquía, república, guerra civil, dictadura, monarquía), las salas aún conservan su sello original, dejado por los aristócratas de Barcelona que decoraron estos espacios a su gusto y que pagaron el costo. de estos muebles con sus propios recursos. La decoración de las habitaciones reales fue concebida con parámetros claramente historicistas, bajo la batuta de una aristocracia conservadora de Barcelona y arraigada en el pasado.

Otra sede

Vivienda 1/11 de la Casa Bloc
Vivienda 1/11 de la Casa Bloc (1932-1939) es un museo de piso gestionado por el Disseny Hub Barcelona. En su interior se puede visitar la estructura y el aspecto original de los pisos de este conjunto arquitectónico, una referencia de la arquitectura de las casas para trabajadores de la época de la Segunda República española. La apertura de este espacio como piso-museo es un reconocimiento al trabajo de Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé y Joan Baptista Subirana y la innovación que surgió de su enfoque en los años 30. El apartamento-museo de la Casa Bloc, Vivienda 1/11, está abierto a todos los públicos, con una visita guiada previa reserva, a partir del mes de marzo de 2012. Es un dúplex de 60 m² y se encuentra en el bloque 2, piso 1, puerta 11, del complejo arquitectónico de Casa Bloc. La distribución interna es muy simple y diferencia claramente entre el día y la noche.

Los arquitectos catalanes de la época de la Segunda República, reunidos en torno al Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC), optaron por el urbanismo que proponía otra forma de vida: más justa, comprometida con la convivencia y defensora de identidad colectiva La Casa Bloc tuvo que ser un primer paso para dignificar la vivienda de los trabajadores. Sin embargo, el resultado de la Guerra Civil interrumpió el proyecto y puso fin a la autenticidad de su idea.

Centro de documentación
El Centro de Documentación del Museo del Diseño es un espacio de consultoría e investigación especializado en artes decorativas y diseño (gráfico, industrial, textil, espacios, moda y servicios). Su objetivo es reunir y preservar información y documentación relacionada con todos estos asuntos, difundirla y ponerla al servicio de profesionales e investigadores, con el objetivo de brindar apoyo para el estudio, investigación, creación, reflexión, procesos de innovación y crítica especializada. . Tiene su origen en las bibliotecas del Museo de Textiles y Ropa, el Museo de Artes Decorativas, el Museo de Cerámica y la Oficina de Artes Gráficas. A lo largo de su historia, ha sido objeto de importantes donaciones de personas e instituciones como la Biblioteca para la Promoción de las Artes y el Diseño (FAD), el Centro de Diseño de Barcelona (BCD), la Asociación de Directores de Arte de Diseñadores Gráficos (ADG FAD), la Asociación de Diseñadores Industriales (ADI FAD), etc. El centro cuenta con una sala de consulta con más de 60 puntos de lectura. Fue inaugurado en la sede del Museo del Diseño de Barcelona en abril de 2014.

Colecciones bibliográficas.
La colección bibliográfica inicial del Centro de Documentación está compuesta por más de 20,000 documentos, publicados entre el siglo XVI y el presente. 1.600 de ellos son anteriores a 1950. Se originan en las antiguas bibliotecas del Museo de Textiles y Ropa, el Museo de Cerámica y el Museo de Artes Decorativas de Barcelona, ​​así como las de la Oficina de Artes Gráficas de Barcelona y del BCD (Barcelona Centro de Diseño).

De particular interés, debido a su singularidad y excelente estado de conservación, es la antigua colección bibliográfica del Museo Textil y de la Ropa, que proviene en su mayor parte de dos donaciones importantes: el legado de Carmen Gil, condesa de Vilardaga, y la donación de Manuel Rocamora i Vidal.

La mayoría de las colecciones bibliográficas se encuentran en la sala de consulta y son de libre acceso. Los documentos más valiosos, más antiguos y menos consultados se encuentran en un repositorio dentro del edificio del Museo.

El centro tiene más de 100 suscripciones a revistas especializadas y una destacada biblioteca de periódicos históricos.

Fondos documentales
Uno de los principales objetivos del centro es recopilar colecciones documentales de profesionales, instituciones y empresas, que pueden proporcionar documentación original sobre los objetos que forman parte de las colecciones del museo, así como su contexto y sus procesos de creación, difusión y venta. y use.

Algunos de los fondos documentales conservados son:

Fondo ADI FAD. Recauda los fondos de la Asociación de Diseñadores Industriales de la Promoción de las Artes Decorativas (ADI FAD) (1957-2007). El archivo contiene documentación generada por la asociación en sus actividades diarias, tanto en su gestión como en su funcionamiento. Incluye documentación relacionada con su administración (eventos fundadores, asambleas, socios, informes, participación en organizaciones internacionales, etc.), gestión de información (archivos, sistema informático, etc.), relaciones externas (eventos públicos, relaciones con otras entidades públicas y privadas , etc.), gestión de recursos humanos, gestión de recursos financieros, gestión del patrimonio (bienes muebles e inmuebles), asuntos legales, promoción del diseño industrial (exposiciones, conferencias, publicaciones, etc.) y servicios a los asociados (listas de correo, bolsas de trabajo, boletines, etc.).
Fondo Rigalt, Granell y Cía. Incluye documentación del taller de vidrieras Rigalt, Granell & Cia. La documentación atestigua el trabajo de este taller centenario, que estuvo en funcionamiento desde 1890 hasta 1984. Es un archivo con documentación muy diversa sobre la parte artística y técnica de este taller, la más importante del período modernista. con obras para el Palau de la Música Catalana, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau i Sant Pau o la Casa Lleó Morera, entre muchos otros. La empresa trabajó con arquitectos como Lluís Domènech i Montaner, Lluís Muncunill, Josep Puig i Cadafalch o Geroni Granell. La documentación atestigua el trabajo de este taller centenario, que se desarrolló entre 1890 y 1984, pasando por varias razones sociales y cambios en la membresía de los miembros fundadores, aunque siempre estuvo en manos de la familia Granell. Este archivo contiene contabilidad documentos, dibujos, bocetos, inventarios, catálogos publicitarios y fotografías del taller de vidrieras. El mayor número de documentos conservados es el boceto, alrededor de quinientos, entre dibujos de vidrieras y vidrios ácidos. Gracias a estos dibujos, hoy se puede hacer un viaje a través de las tendencias artísticas de los últimos cien años en el campo de las vidrieras artísticas. Hay dibujos de premodernismo, modernismo, novecentista, art déco … hasta las tendencias abstractas típicas de los años 80.Les Vitraux de Paris (c. 1900), Aus der Deutschen Glasmalerei de Berlin (1901) o Religiöse Malerein für Kirchedekoration de Viena (1907), fotografías de la empresa y, sobre todo, carpetas con dibujos y bocetos originales.
Colección Montaner y Simon. Recopilación de libros de cuentas de la actividad de la editorial catalana Montaner y Simón, que describen el período comprendido entre 1868 y 1934.