Moda crinolina de las mujeres de 1850

Moda en la década de 1850, la mujer viste una bata con una cintura baja y apretada, un cuerpo triangular y una falda larga. Las mangas anchas son cada vez más estrechas. A partir de 1845, se creó el traje de dos piezas, con una falda y una chaqueta. Las enaguas son reemplazadas por una enagua reforzada con crin de caballo: la crinolina. En 1856 aparece la jaula comminoline de aros metálicos flexibles. La falda se ensancha y está decorada con tiras y volantes. La crinolina requiere metros de polvo. Debido al fuerte contraste, la cintura extremadamente estrecha también es mucho mejor. (A veces las mujeres se duermen debido a esta constricción extrema). Las mangas adquieren forma de pagoda. Debido al gran chal, la silueta se asemeja a un triángulo invertido. Los peinados son simples, con separaciones medias, rizos de tubo o trenzados hasta 1850 en el lado de la cara, y un moño plano contra la parte posterior de la cabeza. Los sombreros de toldo son cada vez más pequeños, con un borde alrededor de la cabeza y debajo del mentón.

Visión de conjunto

Silueta
Esta moda redonda se llama “à la Pompadour”. La moda del siglo xviii influyó particularmente en el Segundo Imperio, incluidas las cestas. El vestido toma una forma de cúpula, la tela de la falda está al ras con el suelo, ocultando los zapatos sin obstaculizar el movimiento. En 1854, The Little Courrier des Damesquote una “falda de huesos”. Una serie de huesos de ballena forma una enagua más liviana que sostiene la voluminosa y pesada falda. Auguste Person presenta en 1856 su modelo de crinolina-jaula. Consiste en una estructura de círculos de acero de diferentes tamaños, desde el más pequeño hasta el más ancho en la parte inferior, forma una jaula. Los elementos metálicos se mantienen unidos mediante tiras de algodón o lino, o se insertan en una enagua. Por lo tanto, las crinolinas podrían ser planas para las necesidades de almacenamiento o transporte.Varios factores conducen a esta innovación: el aumento en el volumen de la falda, el gusto por telas más ricas y pesadas, la conveniencia de una estructura más ligera para moverse y la liberación de las piernas.

1850 – 1858: la moda de volar
Este modo corresponde a la fabricación de sedas, lanas y tejidos de algodón o patrones impresos disponibles para volar o jugar bolos, que son el éxito de todas las fábricas de Lyon, Alsacia e Inglés.Los motivos se otorgan así en las Exposiciones Universales de 1851 y 1855. El éxito de estos vestidos, vendido “kit” se explica por la facilidad de montaje. Además, crea un efecto de armonía entre los volantes y la forma de la falda sobre la que descansa el busto del corpiño. Después de 1855, las telas ricas se cansaron, al igual que la profusión de volantes. Además, desde 1858 los vestidos evolucionan hacia un corte refinado.

Vestido de transformación
En 1845 aparece el vestido de transformación. Los días de las mujeres están marcados por visitas, exposiciones, almuerzos, meriendas, ópera, teatro, baile … Cada hora del día es un vestido, incluido un corpiño en particular. La necesaria rapidez de cambio provocada por las reuniones de cierre durante el día conduce a la división del vestido en dos partes. Esta duplicación permite mantener todo el día la crinolina y la falda, sobre la que se sujeta un corpiño cerrado el día y un escote amplio para el baile nocturno. Un tercero en el escote más pequeño se puede usar para la cena o el teatro.Pero esta práctica se desarrolla especialmente después de 1870. Los elementos también pueden venir a completar el atuendo, como agregar guirnaldas de flores en la falda para una pelota, por ejemplo. El uso de guimpe, a veces con mangas, en las mismas telas, una bufanda o un bolero que oculta el escote también es observable. Tenga en cuenta que los vestidos de novia tienen dos ramilletes: uno para la iglesia o el templo y el otro para la noche. De hecho, durante su matrimonio, la mujer puede, por primera vez, revelar su busto. Una cierta codificación estricta del decoro confiere a la burguesía una apariencia de aristocracia.

Apareció el terciopelo, la riqueza de la tela de la exención, los adornos superfluos y los vestidos encontraron cierta simplicidad.
El corpiño siempre se usa en los hombros y está adornado con jabot o encaje solo para acompañar los vestidos de seda o de lona.
Las mangas son anchas en la parte superior y abiertas y muy anchas en la parte inferior para soltar el cordón, lo que resalta la finura de una mano enguantada si es posible.
Alrededor de 1856 aparece la enagua llamada crinolina que reemplazará gradualmente a la enagua y dará un aspecto impresionante a las faldas.

1- 1852
2-1854
3-1850s
4-1850s
5- 1852
6-1850s
7- 1856
8- 1856
9- 1857
10- 1858

1.Queen Victoria y su prima la Duquesa de Nemours, 1852
2.Eugénie, emperatriz de los franceses
3.Mathilde Bonaparte, Princesa de Francia
4. Claire de Béarn, duquesa de Vallombrosa
5. Reina Isabel II de España, 1852
6. Marie Henriette de Austria
7.Alexandra Feodorovna, Zarina de Rusia, 1856, Museo del Hermitage
8. Princesa Luisa de Prusia, 1856
9. La Gran Duquesa Maria Nikolaievna de Rusia Duquesa de Leuchtenberg, 1857 Hermitage
10. Princesa Tatiana Alexandrovna Yusupova, Ermita, 1858

Vestido de crinolina
Una crinolina es una enagua rígida o estructurada diseñada para sostener la falda de una mujer, popular en varias ocasiones desde mediados del siglo XIX. Originalmente, la crinolina describía una tela rígida hecha de crin (crin) y algodón o lino que se usaba para hacer enaguas y como forro de vestido.

En la década de 1850, el término crinolina se aplicaba más a la silueta de moda proporcionada por las enaguas de crin, y a las faldas de aro que las reemplazaron a mediados de la década de 1850.En forma y función, estas faldas de aro eran similares a los farthingale de los siglos XVI y XVII y a las alforjas del siglo XVIII, ya que también permitían que las faldas se extendieran aún más y más.

La crinolina de jaula hecha de alambre de acero de primavera se introdujo por primera vez en la década de 1850, con la patente británica más temprana para una crinolina de metal (descrita como una “enagua esqueleto de resortes de acero sujeta a cinta”) concedida en julio de 1856. Los colineos fueron usados ​​por mujeres de todas las clases sociales y clases en todo el mundo occidental, desde la realeza hasta los trabajadores de las fábricas.

Vestido estilo victoriano de 1850
Una silueta similar permaneció en la década de 1850, mientras que ciertos elementos de la ropa cambiaron.

Los escotes de los vestidos del día cayeron aún más bajo en forma de V, lo que provocó la necesidad de cubrir el área del busto con una chemisette. Por el contrario, los vestidos de noche presentaban una Bertha, que en su lugar exponía completamente el área del hombro. Bodices comenzó a extenderse sobre las caderas, mientras que las mangas se abrieron más y aumentaron en plenitud. El volumen y el ancho de la falda continuaron aumentando, especialmente durante 1853, cuando se agregaron filas de volantes.

Sin embargo, en 1856, las faldas se expandieron aún más; creando una forma de domo, debido a la invención de la primera crinolina de jaula artificial. El propósito de la crinolina era crear una silueta artificial de reloj de arena al acentuar las caderas y crear una ilusión de cintura pequeña; junto con el corsé. La crinolina de la jaula se construyó uniendo finas tiras de metal para formar una estructura circular que solo podía soportar el ancho de la falda. Esto fue posible gracias a la tecnología que permitió que el hierro se convirtiera en acero, que luego podría convertirse en cables finos. Aunque a menudo fue ridiculizada por periodistas y humoristas de la época cuando la crinolina aumentó de tamaño, esta innovación liberó a las mujeres del peso de las enaguas y fue una opción mucho más higiénica.

Mientras tanto, la invención de tintes sintéticos añadió nuevos colores a las prendas y las mujeres experimentaron con colores llamativos y brillantes. La innovación tecnológica de 1860 proporcionó a las mujeres libertad y opciones.

Vestidos
En la década de 1850, las faldas abovedadas de la década de 1840 continuaron expandiéndose.Las faldas se rellenaron con volantes (volantes profundos), por lo general en niveles de tres, se juntaron fuertemente en la parte superior y se tensaron con una trenza de crin en la parte inferior.

A principios de la década, los corpiños de los vestidos de la mañana presentaban paneles sobre el hombro que estaban recogidos en un punto romo en la cintura ligeramente caída. Estos corpiños generalmente se abrochaban hacia atrás por medio de ganchos y ojos, pero también aparecía una nueva moda para un corpiño [de chaqueta], abotonado al frente y usado sobre una chistera. Las mangas más grandes en forma de campana o de pagoda se usaban sobre mangas falsas o enganches de algodón o lino, recortadas en encaje, broderie anglaise u otro trabajo elegante. Se usaron pequeños cuellos de encaje, encaje o crochet con vestidos de mañana, a veces con un lazo de cinta.

Los vestidos de noche eran de cuello bajo, hombro descubierto y mangas cortas.

La introducción de la crinolina de jaula de acero en 1856 proporcionó un medio para expandir aún más la falda, y los volantes desaparecieron gradualmente en favor de una falda que se extendía más suavemente sobre la enagua y los aros. Pantalettes eran esenciales bajo esta nueva moda por modestia.

Telas
Ropa de calle
Chaquetas como el Cabo fueron usados ​​sobre las faldas muy anchas. Otra prenda exterior de moda era un chal indio o uno tejido en Paisley, Renfrewshire en un patrón paisley en imitación de estilos indios. Las capas con capucha también fueron usadas.

Los hábitos de montar habían ajustado chaquetas con mangas ajustadas, que se usan sobre una camisa con cuello o (más a menudo) chemisette. Estaban vestidos con faldas largas y sombreros de copa masculinos.

Peinados y sombrerería
El cabello estaba vestido simplemente, con la mitad partida y en un moño o trenza enrollada en la parte posterior, con los lados inflados sobre las orejas o con racimos de rizos a cada lado en imitación de las modas de principios del siglo XVII.

La gorra de interior se convirtió en poco más que un volante de encaje y cinta en la parte posterior de la cabeza.

Comienzos de la reforma de la vestimenta
1851 marcó el nacimiento del movimiento de reforma de vestimenta victoriana, cuando la activista de la abstinencia de Nueva Inglaterra Libby Miller adoptó lo que ella consideraba un disfraz más racional: pantalones sueltos recogidos en los tobillos, rematados por un vestido corto o falda doblada justo por debajo de las rodillas. El estilo fue promovido por la editora Amelia Bloomer y fue inmediatamente bautizado como un traje de Bloomer por la prensa. A pesar de su practicidad, el traje Bloomer fue objeto de muchas burlas en la prensa y tuvo poco impacto en la moda convencional.

Galería de estilos 1850-1854

1 – 1850
2 – 1850
3 – 1851
4 – 1851
5 – 1851
6 – 1851
7 – 1852
8 – 1853
9 – 1854

10-1853

1. El traje Bloomer, un vestido corto que se usa sobre los pantalones llenos recogidos en el tobillo, brevemente adoptado por los reformadores del vestido en los Estados Unidos en la década de 1850.
2. Vestimenta masculina al aire libre y hábito de montar femenino de 1850 (Nueva York).
3.1851 La placa de moda parisina muestra el uso de moda de telas impresas â la disposición (con impresiones de la frontera) en los volantes de falda y para los corpiños y las mangas.
4.Madame Moitessier luce un vestido de noche negro con hombros al hombro y volantes. Ella usa un broche y pulseras en ambas muñecas. Francia, 1851.
5.Mrs. Coventry Patmore usa un pequeño collar de trabajo elegante y una cinta en su garganta. Su espeso y ondulado cabello se divide en el centro y se le hincha sobre las orejas, 1851.
6.Matilde Juva-Branca viste un vestido oscuro de la mañana con una blusa de encaje o chemisette y puños y guantes cortos de cuero. Su cabello está dividido y usado en largos rizos de salchicha, 1851.
7.Doña Josefa García Solis viste un simple vestido de raso verde con mangas cortas atado sobre una camisa de lino o chemisette. Su gorro de encaje está adornado con borlas y cintas de color rosa, y lleva un abanico elaborado, 1852.
8. Doña Amalie de Llano y Dotres, Condesa de Vilches viste un vestido azul brillante con una falda con capas. El corpiño largo puntiagudo está adornado con bandas horizontales de fruncido sobre una camisa o chemiseta (o una capa inferior diseñada para parecerse a una camisa), 1853.
9. Un corsé reformado de Madame Caplin. Este corsé se ajustó al cuerpo, no al vestido como antes.
10. Las modas de 1853: faldas con volantes, chaquetas con forma de capa y bonetes muy recortados.

Galería de estilos 1855-1859

1 – 1855
2 – 1855
3 – 1856
4 – 1857
5 – 1858
6 – 1859
7 – 1859
8 – 1859

1.Empress Eugenie y sus damas en espera llevan un vestido formal (a pesar de la configuración al aire libre). El estilo de cabello con rizos o rizos en los lados y un pequeño moño en la espalda es típico. 1855.
2. Vestido de tafetán de seda de tartán francés de manga ancha con volantes plisados ​​en caja. do.1855. Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, M.2007.211.767.
3.Mime Moitessier usa un vestido de noche floral con serpentinas. Su gorro de encaje es poco más que un volante adornado con cintas rojas. (Es posible que sea un vestido de gala, usado con una gorra de vestir llena. Sin embargo, debido al tamaño de su gorra, es más probable que sea un tocado irregular). 1856.
4.Charlotte Cushman usa su cabello dividido en el centro y cepillado en bocanadas sobre cada oreja. Su vestido de mañana tiene mangas anchas de pagoda y se usa sobre mangas o engagementantes. El escote alto se destaca con un cuello blanco. Estadounidense, 1857
5. “Going Swimming Fully Dressed” o traje de baño de 1858 tiene el estilo de un traje Bloomer (aceptable en el contexto de ropa de playa), e incluye una gorra para limitar el cabello.
6. Plato de moda de la Revista de Godey, con crinolina de niña en toda regla.
7. La condesa Alexander Nikolaevitch Lamsdorff viste un vestido de madrugada con ribete de cinta violeta fruncida y un elaborado collar de encaje, 1859. El adorno violeta y el gorro negro pueden indicar las últimas etapas del luto.
8. Chaqueta del Libro de la Dama de Godey, diciembre de 1859. Las coloridas chaquetas Zouave con ribetes trenzados basadas en estilos militares se pusieron de moda a finales de la década de 1850 y se mantuvieron tan bien en la década de 1860.